Viaje solidario a Etiopía cargado de zapatillas deportivas

02/05/2019

Claudia Torres Lillo participa por segundo año en el proyecto España rumbo al Sur. En 2018, viajó a Uganda. Ha recaudado calzado deportivo para repartir en el mes de julio

ETIQUETAS:

Claudia Torres Lillo viajó el año pasado a Uganda con el proyecto España rumbo al Sur y fue un viaje en realidad a la concienciación al voluntariado y la solidaridad: «Vas con la idea de dar, pero en realidad recibes». Este verano, repite experiencia en Etiopía a donde trasladará cientos de zapatillas deportivas de segunda mano que, junto al gimnasio Esencia de Gran Tarajal, ha recopilado de donaciones.

A la campaña de recogida de calzado deportivo, al viaje a Uganda de 2018, al próximo de Etiopía de este verano, a la recaudación de -empresa por empresa- de 1.500 euros para volver a África, al itinerario interior que supone un viaje solidario, a todo eso llegó Claudia (Gran Tarajal, 2002) a través de su hermana Gara, que fue la primera majorera que formó parte de la ruta Quetzal impulsada por Miguel de la Quadra- Salcedo y con la que recorrió Panamá en 2013. «Gara me recordaba cada año la convocatoria del proyecto España rumbo al Sur y, desde que cumplí 16 años -que es la edad mínima para participar- casi me puso delante del ordenador para que rellenara la inscripción. Se lo debo a ella, sin mi hermana no hubiera conocido la importancia de ayudar».

La herencia de aquel periplo de exploración y aventura que hizo su hermana en 2013 está en manos de Telmo Aldaz de la Quadra-Salcedo, sobrino y seguidor del periodista y aventurero Miguel de la Quadra-Salcedo, con España rumbo al Sur. El programa tiene un carácter más de voluntariado y cooperación que la ruta Quetzal y va ya por la edición número 14. Claudia Torres Lillo fue seleccionada para la de Uganda de 2018 y para la de este verano de Etiopía, del 24 de julio al 11 de agosto.

Estudiar Medicina

Después de pasar varios procesos de selección y de recaudar otros 1.500 euros en 2018, Claudia viajó a Uganda del 15 de julio al 1 de agosto del año pasado. Con 120 jóvenes más de entre 16 y 18 años de toda España, realizó varias tareas solidarias: raspó y pintó todas las paredes del orfanato Coro Safari, en Entebbe; donaron ordenadores y medicinas del hospital de la misión de Butare; y dejaron todo el material escolar a varios colegios, entre ellos el colegio de Bushenyi, en Mbarara. Entre impartir clases de informática en el hospital y la brocha en el orfanato, también conoció el país, como la excursión al Parque Nacional de las cataratas de Murchison,

Aunque Claudia repartió y ayudó en Uganda, ella reitera que recibió aún más. «Me traje la esencia de África: todo lo que te transmite la sonrisa de un niño, aprender a valorar los detalles, su entrega». También se trajo de la primera experiencia en Uganda otro cambio: sus planes iniciales de estudiar Veterinaria tornaron a Medicina, «porque quiero ser médico allí y ayudar a esta gente».

Para ir este verano a Etiopía con España rumbo al Sur, a Claudia aún le falta recaudar parte de los 1.500 euros y conseguir el dinero para enviar las zapatilllas deportivas a Madrid, desde donde las enviarán al país. Por ahora, siete comercios y empresas han respondido a su llamada, más Diego Curbelo, propietario de gimnasio Esencia, al que fue a proponerle la colaboración económico con el viaje y le dio la idea de la campaña de las zapatillas.