Rebajan la petición de pena de 15 a 8 años por una agresión sexual

10/12/2019

El acusado, en prisión desde abril de 2016, reconoce los hechos. La Fiscalía solicita la reducción de la condena en atención a que el encausado se encontraba bajo los efectos de alcohol y estupefacientes

ETIQUETAS:

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas se desplazó a las dependencias judiciales de Majada Marcial, en Puerto del Rosario, para juzgar a un hombre de iniciales M. E. Y., acusado de cometer una agresión sexual contra una mujer en una vivienda de Antigua el día 23 de marzo de 2016. El acusado, que fue trasladado desde la cárcel de Tahíche (Lanzarote) a los citados juzgados en un furgón de la Guardia Civil, declaró con la cabeza bajo una capucha para evitar que su rostro fuera captado por las cámaras. Además, su declaración, que apenas duró unos minutos, se realizó a través de un intérprete, puesto que el acusado, de origen marroquí, había alegado dificultades para entender el castellano.

A una pregunta realizada al respecto por el presidente del tribunal, el acusado respondió que eran ciertos los hechos de los que le acusaba el Ministerio Fiscal. Así, en la fecha señalada, el acusado se presentó en una vivienda en la localidad de Antigua, donde amenazó con una daga de 50 centímetros a un grupo de conocidos que estaban presentes para que se marcharán del inmueble y le dejaran a solas con la víctima. Tras la huida de los anteriores, valiéndose nuevamente de la daga y también de un bate de béisbol, perpetró la agresión sexual contra la mujer. «Manteniendo el cuchillo en su cuello, movido por el indicado propósito de satisfacer sus deseos sexuales, le quitó los leggins, valiéndose del bate de béisbol, y la penetró vaginalmente, llegando a eyacular en su interior. Posteriormente, el procesado, se colocó de pie delante [de la víctima] y, sosteniendo el cuchillo contra su cuello, le obligó a practicarle una felación, volviendo a eyacular», según relata el escrito de acusación.

El Ministerio Fiscal solicitó ayer la rebaja de la pena desde los 15 años de cárcel inicialmente solicitados a 8 años, en atención a una circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal, a saber, que el acusado estaba bajo los efectos de alcohol y estupefacientes cuando cometió la agresión sexual. El Ministerio Fiscal solicitó que el resto de las penas se mantuvieran, entre ellas la indemnización de 40.000 euros a la víctima por lesiones y como resarcimiento por los daños morales. La defensa, por su parte, se adhirió a las conclusiones del Ministerio Fiscal.

Por último, el acusado, en prisión desde el 1 de abril de 2016, declaró que aceptaba la petición de rebaja de cárcel y el juicio quedó visto para sentencia.