Lobos abre la puerta de la protección a otros poblados de chozas

15/11/2018

Los Molinos, Jacomar y Cofete son otros antiguos refugios y enclaves pesqueros cuyas chozas podrían acogerse a la declaración de sitio de valor etnográfico o de Bien de Interés Cultural

La propuesta de catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC) para el poblado de las chozas de Lobos abre la veda a que puedan optar a protección similar otros enclaves que empezaron siendo refugios de pescadores y que, como el islote, están dentro de los límites de un espacio natural protegido. Son la playa de los Molinos, en el municipio de Puerto del Rosario; Jacomar, en el municipio de Antigua; y Cofete, en Pájara.

En el caso de El Puertito de los Molinos, dentro del Parque Rural de Betancuria, en 2007 se barajó declararlo como núcleo de valor etnográfico, aunque la iniciativa se diluyó, sin que desde entonces las chozas no hayan dejado de crecer y mejorar. Por primera vez, el asentamiento de la desembocadura del barranco de Los Molinos se planteó documentalmente desde la fusión de los municipios de Puerto de Cabras y Casillas del Ángel, según recoge el historiador Francisco Cerdeña en su blog Cuaderno de Puerto de Cabras. «El Puertito de Los Molinos, por el que se verificaba una importante exportación de piedra de cal, yeso y derivados, también fue objeto de control por el Ayuntamiento de Casillas y por el recién nacido Cabildo. En aquellos años de 1912 a 1918 se produjeron hasta movimientos comerciales de bienes inmuebles, se compra-vendieron casas, cuartos y hornos en la playa de Los Molinos, una actividad que denota la vida del caserío».

Por contra, sobre la creación de las chozas de Jacomar, en el municipio de Antigua, apenas hay constancia documental salvo como refugio pesquero y por sus salinas que podrían tener casi 200 años de antigüedad. El grupo de construcciones también forma parte de un espacio protegido: el Monumento Natural de los Cuchillos de Vigán. En 2010, el Ayuntamiento de Antigua propuso al Gobierno de Canarias que sus chozas se incluyeran en el censo de edificaciones de interés etnográfico cuando por la retaguardia avanzaban los expedientes de demolición de la Demarcación de Costas.

Antes que Morro Jable, Cofete fue el primer asentamiento poblacional de la península situada en Pájara. En el siglo XIX, agricultores y ganaderos se asentaron en lo que hoy está dentro de los límites del Parque Natural de Jandía. Sus chozas forman hoy un pequeño poblado.