La Misión Cristina Moderna ya es de interés público para la isla

22/05/2018

El pleno del Cabildo da luz verde a la declaración por fomentar el voluntariado en áreas como la asistencia social y el empleo, además de por apoyar a las personas en situación de exclusión social

ETIQUETAS:

El pleno del Cabildo de Fuerteventura aprobó este lunes la declaración de interés público insular para la Misión Cristiana Moderna por «sus labores de fomento del voluntariado en áreas como la asistencia social y el empleo, así como por el apoyo a las personas en situación de exclusión social», según el presidente de la Corporación insular, Marcial Morales. Con esta declaración institucional se reconoce el importante trabajo desarrollado por esta entidad sociorreligiosa en favor de la comunidad y, en especial, de aquellas personas en situación de vulnerabilidad por motivos económicos, adicciones u otros tipos de problemas.

Para Ángel Manuel Hernández, pastor de la Misión Cristiana Moderna, esta declaración supone «un paso muy importante de reconocimiento al trabajo que se está desarrollando en muchos ámbitos del área social de Fuerteventura», ya que «nosotros estamos trabajando en áreas profundas, quizás un poquitito más allá que los servicios sociales, en un área más presencial, con la gente más desahuciada de la sociedad, como indigentes, personas con toxicomanías y todo este submundo de la isla».

Entre las iniciativas de Misión Cristina Moderna destaca el proyecto Guaguaseo, una guagua que recorre la isla para dar servicios de ducha, peluquería y pedicura a las personas sin hogar. El objetivo del proyecto, que atiende a entre 30 y 40 personas por semana, es favorecer las condiciones para que estas personas puedan encontrar un trabajo, integrarse en la sociedad y, en definitiva, tener una vida digna.

Misión Cristina Moderna cuenta con trabajadores sociales, pedagogos y otros profesionales, así como más de 270 voluntarios. Disponen de una casa de acogida en Llanos Pelados (Puerto del Rosario) con 46 usuarios y lista de espera para entrar; además de pisos tutelados en los que personas salidas de la exclusión inician una nueva vida; dos comedores sociales, uno en Risco Prieto y otro en Llanos Pelados, en los que desayunan, almuerzan y cenan unas 100 personas al día; además de un albergue para mujeres de 15 plazas y otro para hombres también de 15 plazas.

Misión Cristiana Moderna también desarrolla el proyecto Trabajos Desinteresados (TRADES), en colaboración con profesionales y empresas, para reparaciones de emergencia de averías en hogares que no pueden asumir los costes. Además son importantes sus dos bancos de alimentos: uno interno, con productos donados por personas de la propia iglesia para ayudar a otras personas de la iglesia y cuyo objetivo es «que la solidaridad fluya» dentro de la comunidad religiosa; y otro externo, con alimentos procedentes de la Unión Europea que se entregan a personas de fuera de la iglesia.

El pleno del Cabildo también aprobó el lunes el interés público insular para la Asociación Majorera para la Diabetes (AMADI).

Entidad colaboradora en servicios sociales

Misión Cristiana Moderna nació como tal en el año 2003, aunque sus orígenes se remontan al año 1996, cuando el pastor Ángel Manuel Hernández llegó a la isla como misionero. Desde el año 2005 tiene el estatus de entidad colaboradora del Gobierno de Canarias en materia de servicios sociales. En todos estos años, muchas personas han ido sumándose a Misión Cristina Moderna, una importante comunidad religiosa formada en la actualidad por más de 2.000 personas.