La dimisión de Graffigna no sirve para bloquear la censura en Pájara

12/11/2019

Pedro Armas (NC) se convertirá en alcalde tras la votación de la moción en el pleno del próximo 25 de noviembre. Acosta acusa a CC de intentar «crear dudas» sobre la viabilidad de la iniciativa

La dimisión en la mañana del lunes del alcalde Miguel Ángel Graffigna (CC) para impedir la moción de censura contra él, presentada por PSOE, Podemos y AMF, ha caído en saco roto. «Una vez que ayer [por el lunes] la secretaría general del Ayuntamiento de Pájara acepta diligenciar la presentación de la censura es porque se reunían todas las condiciones para censurar a quien ostenta la condición de alcalde», aclaró ayer el secretario insular del PSOE, Blas Acosta, durante la presentación del acuerdo entre los señalados partidos para censurar al que hasta primera hora del pasado lunes todavía era regidor municipal.

Acosta arremetió contra los dirigentes de CC en Fuerteventura por haber intentado «utilizar un subterfugio», en relación a la dimisión de Graffigna, para «crear dudas» entre los ciudadanos en torno a la viabilidad legal de dicha moción de censura, una viabilidad que para el secretario insular del PSOE y presidente del Cabildo majorero está fuera de toda duda, puesto que, de otro modo, la secretaría insular del Ayuntamiento de Pájara no habría convocado una sesión plenaria para elegir nuevo alcalde el próximo lunes 25 de noviembre a las 12.00 horas. En este sentido, si la moción de censura no cumpliera con todos los requisitos legales, «no hubiera sido diligenciada por los servicios jurídicos de la administración» y, más concretamente, «por la secretaría general» del Ayuntamiento de Pájara, «que es la que debe velar por la seguridad jurídica» del pleno de la moción de censura, según manifestaba Acosta.

El líder del PSOE majorero también dijo que hay «infinidad de casos en el territorio nacional» sobre mociones de censura que han salido adelante en circunstancias similares a las acontecidas en Pájara estos días, aunque «no hace falta irse tan lejos» para tener ejemplos al respecto. En este sentido, «es un laboratorio de esta casuística la isla de Lanzarote, donde ha habido de todo: dimisiones posteriores, dimisiones anteriores, por minutos o, incluso, alterando registros de entrada, y son mociones que se han celebrado». En todo caso, «cuando alguien pierde los concejales suficientes para mantener la mayoría absoluta en un pleno, existen los instrumentos y reformas que así se han hecho desde 2015 en la Ley de Administraciones Locales para evitar estas picarescas que no conllevan a nada». Según Acosta, CC ha recurrido a «la picaresca» para «crear la duda» en torno a la moción de censura de Pájara, sin embargo, «a día de hoy, a esta hora, está formalmente certificada por la secretaría general del Ayuntamiento de Pájara y convocada la sesión plenaria».

Pedro Armas, que se presentó a las elecciones en la plancha de NC-AMF, aunque él pertenecía a la cuota de AMF, se convertirá en el nuevo alcalde de Pájara tras abandonar el pacto de gobierno al que había llegado con Miguel Ángel Graffigna (CC) y con el PP. Pedro Armas explicó ayer que se decidió a romper el pacto con CC por «incumplimientos en muchísimas ocasiones», así como por «ninguneos constantes» por parte del ahora dimitido alcalde Miguel Ángel Graffigna. Por su parte, la dirección insular de NC ha dicho que no apoya esta censura.

CC se refugia en La Oliva

CC-AM atraviesa las horas más bajas de su historia en Fuerteventura. Nunca antes había visto tan reducido su poder. Solo conserva la alcaldía de La Oliva, con Isaí Blanco de regidor y casi primera figura del partido nacionalista en la isla. Concejales de CC también tienen áreas de gobierno en el Ayuntamiento de Antigua.