El mercado municipal será la alternativa al mercado de la Biosfera

30/06/2020

El pleno capitalino da luz verde a la reconversión integral del mercado municipal que se prevé ampliar a las calles aledañas. El proyecto se presenta como nuevo canal de venta agrícola

La reconversión integral del mercado municipal de la capital se plantea como alternativa para los productores agrícolas que, hasta el estado de alarma, vendían sus productos en el mercado de la Biosfera. El pleno del Ayuntamiento dio luz verde esta semana al proyecto de rehabilitación y dinamización que se estructura en tres fases que finalizarían con la puesta en marcha del llamado mercado de calle.

Además de revitalizar el mercado municipal, el grupo de gobierno del alcalde Juan Jiménez pretende con el proyecto de rehabilitación un nuevo canal de venta para el sector primario y artesanal de la isla, visto que el mercado de la Biosfera no se ha puesto en marcha una vez finalizado el estado de alarma. El primer edil espera que, «en un futuro próximo, la capital tendrá un mercado de abastos dimensionado y adecuado a las necesidades reales del municipio y su ciudadanía».

En la primera fase de este plan de reconversión integral, el Ayuntamiento mete la modernización de todas las instalaciones del actual mercado de abastos, así como la puesta en marcha inmediata de las instalaciones disponibles, realizando en las mismas «un mínimo e indispensable remozamiento, sobre todo en cuanto a las condiciones higiénicas se refiere, de acuerdo a las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias respectiva a la prevención de la covid-19».

Para la segunda fase se prevé la actuación sobre el ámbito general y zona de influencia del esta infraestructura, utilizando, para ello, la vía pública para diversos eventos tendentes a la dinamización del mercado. Asimismo, el Consistorio prevé estudiar la posibilidad de crear una amplia red de pequeños comercios de artesanía, con especial atención en los productos de campo.

La ampliación definitiva del mercado municipal se deja para la tercera y última fase, y comprende la apertura de nuevos locales y la ubicación, ya permanente, «de un mercado de calle que cambiará la fisonomía de este rincón de nuestra ciudad», explicó en el pleno de esta semana el concejal delegado de Urbanismo y Ordenación del Territorio, Javier Fernández Ledo.