Disa ocupó de «forma ilegítima» las calles de la obra de la tubería

01/08/2019

El pacto de gobierno capitalino da otra vuelta de tuerca a la polémica y acuerda iniciar de oficio la recuperación posesoria del suelo de la avenida Manuel Velázquez y la calle Hispanidad.

ETIQUETAS:
- disa

La polémica de la obra de la tubería de hidrocarburos por el barrio capitalino de El Charco da un giro inesperado al decidir el Ayuntamiento echar mano de la figura de la recuperación posesoria del suelo de las dos calles que ahora mismo ocupan los trabajos: la avenida Manuel Velázquez y la calle Hispanidad.

El grupo de gobierno municipal considera que esta medida podría cambiar «sustancialmente» la situación actual del desarrollo de las obras de canalización de combustible. El pacto PSOE, Nueva Canarias/Asambleas Municipales de Fuerteventura, Ciudadanos, Podemos y Agrupación de Puerto del Rosario parte de que la Disa ha ocupado «ilegítimamente» parte las citadas vías Hispanidad y Manuel Velázquez al no contar con los títulos habilitantes para la ocupación del suelo.

El alcalde Juan Jiménez destaca que la iniciativa planteada por el equipo de gobierno representa «un antes y después» en todo este complejo proceso y que supone una nueva perspectiva de reversión de la situación, «visualizándose en que el trazado actual se modifique, no afectando a las calles Hispanidad y Manuel Velázquez Cabrera». Por tal motivo, explica el concejal de Fomento, Infraestructura y Mantenimiento (con competencias en Patrimonio), Manuel Travieso, se iniciará un procedimiento de oficio desde la institución municipal de recuperación posesoria a través del Decreto 2019/002033, firmado en el 30 de julio de 2019. Este hito marca el inicio de un procedimiento que persigue que Disa entregue la posesión de estos tramos y se recupere para los vecinos de Puerto del Rosario.

Como paso inicial se le dará un trámite de audiencia de quince días a la empresa para que formule las alegaciones que estime oportunas. Posteriormente, si de dieran las circunstancias, se dictará un nuevo decreto en tal sentido y se le requerirá a Disa que entregue la posesión de los tramos viarios afectados, proceda al desmontado del vallado, reparación del firme y a la ejecución de un nuevo asfaltado. En el supuesto de que la empresa no actuara en consecuencia en el plazo de ocho días, sería el propio Ayuntamiento quién ejecutaría los trabajos de desmontaje y reparación de la vía.