Juntos todo suena mejor en Hard Rock Hotel Tenerife

29/04/2019

Viajar en familia siempre es un reto. Son muchas las cosas que se tienen que planificar para que todo salga perfecto. Ahora, sentada desde la terraza del Hard Rock Hotel Tenerife al ritmo de «Billie Jean», rememoro aquellos momentos en los que Samuel y yo planificábamos las vacaciones de mayo.

Destino: Tenerife. Preferencias: hotel con piscina y para los niños (mis dos terremotos). Hotel: Hard Rock Hotel Tenerife, sin duda la mejor elección que podíamos haber tenido. Dicen que la verdadera aventura es el viaje y no el destino, pero desde nuestra llegada todo ha sido alucinante.

Nunca había sido tan fácil viajar en familia

Pues esto es el Hard Rock Hotel Tenerife, con el Roxity Kids Club, con unas instalaciones espectaculares exclusivas para niños de 4 a 9 años, con lo que mis dos pequeñas estrellitas del rock, Lucas y David, están más que absorbidos. De lunes a domingo durante 12 horas tienen diferentes actividades para elegir: juegos, competiciones y clases. Mientras, los mayores, disfrutamos del resto del resto de instalaciones que nos ofrece el hotel, como la piscina de adultos mientras tomábamos un cóctel y el Rock Spa, para desconectar de la rutina.

El verdadero culpable de que David quiera ser de mayor cantante es el Rock Talent Show, brillaba sobre el escenario con «Beat it» de Michael Jackson. Sin embargo Lucas sacó su lado más competitivo con las yincanas que organizaban los Roxtars, unos auténticos personajes que no dejaron de amenizar nuestra estancia.

Juntos todo suena mejor en Hard Rock Hotel Tenerife

Lo mejor de todo fue el último sábado que pasamos en el Hotel Hard Rock Tenerife. Samuel y yo acudimos a la fiesta de la Children of the 80’s mientras los niños pudieron quedarse hasta las 00:00 en el Roxity Kids Club, algo que les hizo sentirse muy mayores como los pequeños hombrecitos que son.

¿Conoces algún lugar que cuide el detalle tanto para los más pequeños como los mayores de la casa? ¿En el que la música y la diversión lo inunden todo?

El próximo año, el Teen Spirit es una buena opción para cuando los niños se hayan hecho un poco más mayores, ya que en la torre Oasis encontrarán un espacio destinado para edades de 10 a 16 años. Aquí tendrán una amplia oferta de deportes, juegos y competiciones. Nosotros ya sabremos el nuevo vicio de David: el Guitar Hero. En cambio, estamos seguros de que Lucas preferirá las competiciones en la Xbox.

Y, mientras pienso en ellos, no puedo evitar pensar en las actividades del Lullaby para bebés mientras me toco la incipiente barriguita que empieza a notarse. ¡Emma para entonces ya tendrá el añito!

Pero no tengan prisa en crecer, mis niños... aún nos quedan muchas (rock)aventuras por vivir, pero siempre en FAMILIA.