El valor de lo nuestro

El gofio conquista el mundo

26/07/2018

Uno de los productos más reconocidos del archipiélago, que se vende en países como Estados Unidos o Japón, se ha modernizado y adaptado a los nuevos tiempos sin perder su esencia de trabajo artesanal y de receta compartida de generación en generación en las Islas Canarias.

Canarias produce tres millones de kilos de gofio al año y es, sin lugar a dudas, el alimento más tradicional de las islas y un referente de identidad, y que además cuenta con el reconocimiento de la Unión Europea a producciones de calidad diferenciada. Así, desde hace varios años posee la distinción de Indicación Geográfica (IGP) en el etiquetado, una medida de protección nacional para el producto más tradicional del Archipiélago.

En la actualidad el Pliego de Condiciones de la Indicación Geográfica lo define como ‘el producto obtenido en el archipiélago canario resultante de la molturación de cereales tostados con o sin adición de sal marina’ y se puntualiza que ‘puede ir complementado con leguminosas a las que se les somete al mismo tratamiento que a los cereales’.

Pese a la incorporación de sistemas mecánicos mínimos para la realización de algunas de las fases del proceso de elaboración del gofio, como la limpieza y la molturación de cereal, se siguen conservando gracias a la experiencia del maestro molinero, tanto en el fundamento del tostado como del molido, procedimientos que le aportan una particular autenticidad a la vista, olfato y al tacto.

Así, en muchas industrias, se han desarrollado fórmulas para obtener los mejores gofios desde el punto de vista organoléptico, partiendo de recetas antiguas trasmitidas de padres a hijos.

Percepción del consumidor

Según un estudio realizado por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) sobre usos y actitudes de la población canaria hacia el gofio, éste es visto por la población de las Islas como un ‘producto de toda la vida’, con el que se han criado muchos de los encuestados y que evoca recuerdos de la infancia. Cabe destacar su elevada presencia en los hogares canarios (83%), donde tiene mayor protagonismo que otros competidores como el café soluble (56,5%), los cereales de desayuno (71,4%) o el cacao en polvo (77,6%). Un 76,6% de los consultados afirma ser consumidor frente a solo un 23,4% que no lo consume.

Exportación

Según los últimos datos conocidos, el 71% de la producción total del gofio elaborado en Canarias se destina al mercado local (cada isla), distribuyéndose el resto (29%) prácticamente en igual porcentaje a los mercados regional e internacional, estando presente en Estados Unidos, África, Alemania o Japón. En el Archipiélago, los molinos de gofio realizan más de la mitad de sus ventas (57%) a supermercados, cerca de una cuarta parte (24%) al consumidor y el resto (19%), a las tiendas tradicionales.

Los mejores de 2018

La Gomera.Molino de Gofio Imendi de millo, trigo, cebada, garbanzos y avena, de La Gomera, elaborado por Cristina María Mendoza, fue elegido Mejor Gofio de Canarias 2018 en el Concurso Oficial Agrocanarias, organizado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias a través del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA). Por islas. La Gomera logra en esta cuarta edición 15 de los 18 galardones del certamen. Tenerife obtiene dos premios y Gran Canaria uno. Ecológico. La distinción de Mejor Gofio Ecológico en este certamen fue para Gofio La Piña de espelta, de Gran Canaria, y la de Mejor Gofio de Grano Local para Gofio Gomero de millo de grano local, de La Gomera. La distinción de Mejor Imagen y Presentación recayó en Molino de Gofio Imendi de trigo, millo y cebada.

Héctor Medina

Enfermero «Los productos elaborados en Canarias tienen la calidad necesaria para ser vendidos fuera de las Islas y por este motivo se debería invertir más en ellos»