Canarias ganó 11.578 habitantes en el primer semestre gracias a la inmigración

13/12/2018

La población creció en nueve comunidades autónomas, especialmente en Baleares (0,83 %), Madrid (0,58 %) y Canarias (0,53 %), y se redujo en las ocho restantes, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Canarias terminó el primer semestre del año con 2.188.626 habitantes, 11.578 más de los que tenía el 1 de enero, en un crecimiento que fue posible gracias a la llegada de población de otros países, tanto de inmigrantes extranjeros como de emigrantes españoles que han retornado a las islas.

En el primer trimestre del año, nueve comunidades autónomas vieron aumentar su población, en especial Baleares (0,83 %), Madrid (0,58 %) y Canarias (0,53 %), mientras que las otras ocho (además de Ceuta y Melilla) sufrieron una merma en su número de habitantes, según datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

En el caso de Canarias, el número de residentes crece por la llegada de población desde otros países, que aportó 13.718 entradas netas (la diferencia entre los 20.304 que llegaron desde el extranjero de enero a junio y los 6.586 que emigraron fuera).

En cambio, el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) restó 1.827 habitantes y el balance de las migraciones internas ente Canarias y otras comunidades españolas le privó de otros 274.

Entre las 20.304 personas que llegaron a las islas desde otros países en el primer semestre hay 16.912 ciudadanos extranjeros y 3.392 emigrantes españoles que han retornado a Canarias.

Y entre las 6.586 personas que emigraron en ese período al exterior desde Canarias, hay 2.067 españoles y 4.519 extranjeros.

Las cifras de población y del saldo migratorio publicadas hoy por el INE establecen que la población de España aumentó en 74.591 personas durante la primera mitad del año y se situó en 46.733.038 habitantes.

El saldo migratorio positivo de 121.564 personas compensó un saldo vegetativo negativo de 46.273 personas.

Los descensos de población más acusados se dieron en la ciudad autónoma de Ceuta (-0,35 %), en Castilla y León y Asturias (-0,32 % en ambas) y en Extremadura (-0,30 %).

El efecto conjunto del crecimiento vegetativo, del saldo migratorio con el extranjero y del saldo migratorio con otras autonomías es lo que determina el crecimiento o decrecimiento de la población de cada comunidad y la suma de estos tres componentes constituye el crecimiento poblacional.

Todas las comunidades presentaron saldo migratorio positivo con el exterior en la primera mitad de 2018 y Los mayores se dieron en Cataluña (33.125), Madrid (29.037) y Canarias (13.718).

Donde los saldos migratorios fueron menores fue en La Rioja (568), Extremadura (682) y Cantabria (1.010).

Respecto a las migraciones interiores, Madrid (5.529), Baleares (1.999) y la Comunidad Valenciana (1.630) presentaron los mayores saldos migratorios entre territorios durante la primera mitad de 2018.

Andalucía (-3.086), Castilla y León (-2.344) y Extremadura (-1.513) registraron los saldos más negativos.