Temporal en Canarias

Adiós a la borrasca con agua y viento

01/03/2018

El frente asociado a la última de las borrascas que han visitado Canarias desde el viernes va ya de camino a la península, pero tras de sí ha dejado infinidad de incidencias, problemas en las comunicaciones y mucha agua, sobre todo en las medianía del sur de Gran Canaria. El viento y el oleaje fueron lo más destacado ayer. Hoy se reanudan ya las clases en toda Canarias.

El fuerte viento, con rachas que han rozado e incluso superado los 130 kilómetros por hora, ha sido lo más destacado del frente que desde este miércoles está atravesando Canarias por cuanto que es lo que más incidencias ha provocado, pero si hay un dato relevante de este evento meteorológico ha sido el registro de precipitaciones en Gran Canaria, donde este miércoles a las dos de la tarde ya se sumaba un acumulado de 106 litros por metro cuadrado solo en la estación que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene en Las Tirajanas, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana.

La previsión meteorológica apunta una mejoría, en especial del viento, que amainará de manera importante hoy por la mañana, en consecuencia, la Consejería de Educación ha decidido reanudar la actividad lectiva en todo el archipiélago, salvo en el IES Tamaimo, en Tenerife.

Desde que el viernes entró el primero de los tres frente que hasta este jueves han afectado sucesivamente a Canarias, en las estaciones situadas en las medianías del sur de Gran Canaria se han recogido cerca de 300 litros por metro cuadrado.

Las fuertes precipitaciones en las medianías, sobre todo a partir de la media noche de este miércoles, han dejado estampas que hacía años que no se veían, con enormes cascadas como las de la zona entre La Aldea y Mogán y la fuente de Los Azulejos o barrancos corriendo, como el de Veneguera o el de Cercados de Espino.

También llovió este miércoles de madrugada y por la mañana de manera importante en Tenerife, también en las vertientes abiertas al sur y en la cumbre. En La Palma, La Gomera y El Hierro los registros han sido más modestos, pero las precipitaciones han sido continuas desde el martes por la tarde.

En estas últimas islas es donde también desde la tarde del martes el viento comenzó a soplar con más fuerza, incomunicadas por aire y por mar y causando caídas de árboles, ramas y desprendimientos en las carreteras. Las rachas más fuertes se registraron en Izaña, donde se superaron los 135 kilómetros por hora y en Igualero, en La Gomera, donde alcanzó 124 kilómetros por hora.

En Gran Canaria el viento también se dejó sentir con fuerza alcanzando rachas de 118 kilómetros por hora en la Cruz Tejeda y provocó cortes de luz, en Tenerife, El Hierro y Lanzarote. En esta isla, además de problemas con el viento, las precipitaciones caídas causaron problemas, como en Fuerteventura, con el alcantarillado. En estas dos islas, en las que este miércoles se decretó a partir de las tres de la tarde la suspensión de la actividad lectiva, como desde el martes por la noche se hizo con Gran Canaria y las islas occidentales, el fuerte oleaje fue lo que más problemas causó, con paseos marítimos afectados y una gabarra se hundía en el puerto de Gran Tarajal, en Fuerteventura.

118 kilómetros por hora de racha máxima en Tejeda