Los 10 mandamientos para tomar bien el sol

16/08/2018

A pesar de las advertencias que se hace cada verano sobre los riesgos de tomar el sol, muchas personas todavía desconocen los peligros que supone la exposición al sol en exceso.

Estas son algunas recomendaciones que puedan servir para convertir el sol en un aliado y que puedas disfrutar de un bonito bronceado sin correr riesgos innecesarios.

1- Tomarás el sol con cabeza

Un cuerpo moreno queda bien y además está de moda, pero no por lucir un bonito cuerpo debemos renunciar a la salud. El Sol es uno de los causantes del envejecimiento prematuro de la piel y un exceso de rayos UVA nos pueden traer problemas en un futuro.

2- Evitarás el Sol a las horas centrales del día

La máxima irradiación tiene lugar entre las 12h y las 16h, ya que los rayos son más perpendiculares y penetran más en la piel.

3- Utilizarás el FPS adecuado

Elegir el factor de protección solar (FPS o SPF) adecuado para tu tipo de piel es una de las cosas más importantes que debes considerar para tomar bien el sol. Mientras una piel muy clara necesita un FPS de 50, las más oscuras pueden usar uno de 25.

Consulta aquí los índices ultravioleta y riesgos que conllevan

4- Te aplicarás la crema de protección solar 30 minutos antes de tumbarte en la arena

De esta manera, el producto tendrá tiempo de activar todas sus propiedades protectoras. Además, recuerda de la piel debe estar seca antes de aplicar la crema.

Los 10 mandamientos para tomar bien el sol
5- Protegerás tus ojos

Unas buenos lentes de sol ayudarán a proteger tus ojos mientras tomas el sol. Lo ideal es que la protección de los cristales sea de 100 %. Así evitarás que los rayos ultravioleta (UV) lleguen directamente a los ojos y afecten a tu visión.

6- Beberás abundante agua

El agua compensa las pérdidas que tienen lugar por la transpiración. Además, las temperaturas altas, la piscina y el mar hacen que la piel se reseque más de lo normal.

7- Revisarás tus lunares vigilando sus cambios

La mejor forma de luchar contra el cáncer de piel es la prevención, siendo conviene examinarla con cierta continuidad. Es recomendable tomar nota de todas las manchas del cuerpo, lunares y pecas. Si cambian de color o forma, pican o sangran se recomienda acudir a un especialista.

8- Protegerás especialmente a los niños

Los niños deben protegerse especialmente del sol ya que su piel es más sensible a las quemaduras. Existen en el mercado cremas solares para niños que son más resistentes al agua. Los bebés menores de 6 meses no deben exponerse en absoluto al astro rey.

9- No te descuidarás los días nublados

¿Sabías que un 90% de radiaciones solares son capaces de atravesar las nubes? No pienses que estas son una sombrilla y aplícate bronceador con la misma rutina que si estuvieses en el lugar más despejado del mundo.

10- No utilizarás lámparas de rayos UVA

Aunque existe la creencia de que las sesiones bronceadores con lámparas de Rayos UV ayudan a preparar la piel para su exposición al sol, solo aceleran el envejecimiento cutáneo y la aparición de cáncer. Los especialistas destacan la importancia de evitarlo.