Leslie evitó Canarias y descargará en la península

13/10/2018

El ciclón Leslie llegará a España durante la próxima madrugada, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora y lluvias intensas, pero no afectará a Canarias.

El ciclón Leslie llegará a España durante la próxima madrugada, con vientos de hasta 100 kilómetros por hora y lluvias intensas, pero no afectará a Canarias. Las imágenes del Meteosat de este sábado muestran la inmensa masa nubosa poniendo rumbo al norte, y evitando el viaje al sur que habían pronosticado distintos servicios meteorológicos.

Según las previsiones, Castilla y León y Extremadura, en concreto Zamora y Cáceres, serán las áreas donde los efectos de los restos del ciclón Leslie se sentirán con más intensidad, por lo que Protección Civil recomienda mantenerse atento a los avisos.

Se espera que el ciclón Leslie entre en la Península por Lisboa y, aunque su trayectoria es todavía incierta, Protección Civil ha recomendado a los ciudadanos "mantenerse en todo momento atento a los avisos que emitan la Agencia Estatal de Meteorología y las distintas Administraciones".

El Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami (Florida, EEUU), informa este sábado de que Leslie entrará en territorio español durante la próxima madrugada con una posición inicial entre Zamora y Cáceres, donde podrán producirse rachas de viento de alrededor de 100 km/h.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a través del informe de este organismo -responsable del seguimiento de ciclones tropicales en el Atlántico Norte- ha señalado que tras afectar a las zonas marítimas de Madeira y Josephine (Portugal), Leslie seguirá su evolución en dirección nordeste.

Portugal, en alerta roja

Gran parte del Portugal continental está en alerta roja por fuertes vientos y precipitaciones. Leslie entrará al final de la tarde en las zonas marítimas de San Vicente y Oporto, ya como ciclón post-tropical, pero aún con vientos con fuerza de huracán, de 120 km/h que provocarán oleajes de mar muy gruesa o arbolada.

Alrededor de las 00.00 del domingo se espera que entre en tierra por la zona de Lisboa, todavía con vientos de fuerza 12 y, posteriormente, se desplazará hacia el nordeste peninsular con menos intensidad y entrará en territorio español durante la madrugada con intensidad de tormenta tropical.

Y a partir del domingo por la mañana, según la Aemet, se espera que el ciclón se debilite considerablemente a medida que avanza hacia el nordeste, uniéndose a otros centros de bajas presiones que se formarán sobre la Península.La presencia de los restos del ciclón, con frentes muy activos que recorrerán la península de oeste a este y sobre el nordeste peninsular, dará lugar a precipitaciones generalizadas que serán más intensas en Asturias, León y Cantabria.

Lluvias intensas

Ante estas lluvias intensas, Protección Civil aconseja a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua y explica que, si hay que viajar, hay que circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

Si comienza a llover de manera torrencial, "piense que existe riesgo de inundación. No atraviese con su vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localice los puntos más altos de la zona. No intente salvar su automóvil en medio de una inundación", dice Protección Civil.

"Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente, debe dirigirse a los puntos más altos de la zona", asegura Protección Civil.

También advierte del peligro de las tormentas en campo abierto, y aconseja evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias: "No se refugie bajo los árboles y aléjese de alambradas y objetos metálicos".Ante fuertes vientos en núcleos urbanos recuerda también la conveniencia de cerrar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.