La tormenta de goterones sembró más de 500 rayos

17/09/2019

El paso de nubosidad de tipo medio y alto por las islas de oeste a este dejó este lunes escasas precipitaciones y más de 500 rayos en el entorno del archipiélago. Gran parte de los detectados en Gran Canaria se registraron en la zona noroeste. La lluvia más intensa se detectó en el Parador de Las Cañadas del Teide, con 20 litros.

Estaba previsto desde la tarde del domingo por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el guión se cumplió a rajatabla durante la madrugada de este lunes y durante gran parte del día. El paso de nubosidad de tipo media y alta de procedencia tropical, con tormentas embebidas en su estructura, barre el archipiélago de oeste a este dejando escasas precipitaciones, principalmente en forma de goterones e importante aparato eléctrico.

De hecho, además de truenos y relámpagos, que despertaron a más de uno durante la pasada madrugada, el paso de esta nubosidad de tipo media y alta deja más de 500 rayos desde el comienzo del episodio, según datos recopilados por la Aemet y publicados.

La mayor parte de los rayos se registraron en el canal entre Tenerife y Gran Canaria. En el caso de esta última isla, parte de los rayos detectados por la Aemet cayeron a modo anecdótico en la zona noroeste de la isla, concretamente en el cuadrante afectado por el último gran incendio forestal del pasado mes de agosto. De hecho, el Cabildo de Gran Canaria se congratuló de que la suave lluvia que cayó en la zona «es positiva porque compacta la ceniza de los incendios, la comienza a mezclar con la tierra, enfría las zonas calientes y humedece la vegetación seca».

La tormenta de goterones sembró más de 500 rayos

Las precipitaciones en el caso de Gran Canaria fueron escasas, no superando los dos litros por metro cuadrado en ninguna de las estaciones meteorológicas de la Aemet. Si bien, estas cayeron de forma local en algunos puntos de la isla con más intensidad que en otros. El paso de dicha nubosidad, que llega acompañada de polvo en suspensión en capas altas de la atmósfera que enturbia los cielos, si deja precipitaciones algo más cuantiosas en las islas más occidentales.

El municipio gomero de Vallehermoso, en la zona del Alto del Igualero, se registran 8,2 litros por metro cuadrado. En Adeje se alcanzan poco más de seis litros por metro cuadrado, registro similar al anotado en La Orotava y en Izaña, dentro del parque nacional del Teide. El observatorio del Parador del Teide anotó 20 litros, el dato más significativo según la Aemet. De hecho allí la nubosidad de tipo convectiva se desarrolla de forma importante durante la madrugada de este lunes con bastante aparato eléctrico. El paso de esta nubosidad de origen tropical, que en la tarde de este lunes comienza a retirarse de las islas, deja registros de temperaturas por encima de los 30 grados en varios puntos de las islas, como La Aldea de San Nicolás, Mogán, Agaete o Tejeda.

Una tormenta de verano que este martes dará paso a cielos poco nubosos o despejados. Eso sí, la calima aún perdura.