Iñaki Urdangarín habla con su hijo Pablo tras el encuentro de Liga Asobal entre el Barça y el Fraikin Granollers disputado este sábado en Barcelona. / EFE

Urdangarin recupera la sonrisa y la libertad en Barcelona

El aún marido de la infanta Cristina acude a la celebración del 50 aniversario del primer partido de balonmano en el Palau Blaugrana

R. C. Madrid

Urdangarin ha recuperado la sonrisa. También la libertad. Este sábado, en Barcelona, el exduque de Palma regresó al Palau Blaugrana, donde el Barcelona de la Liga Asobal se enfrentó al Fraikin Granollers y celebró, de paso, los 50 años del primer partido de balonmano en dicha cancha. Y se le vio feliz. Se reencontró con excompañeros y extécnicos del Barcelona, quienes aprovecharon el parón del descanso para acceder a la cancha e inmortalizar el momento. Y también se vio cara a cara con su hijo, con Pablo, el único que ha decidido seguir sus pasos.

La complicidad entre padre e hijo fue patente en todo momento. A nadie extrañó. Porque si algo dejó al descubierto el escándalo que provocó las fotos en las que se veía a Iñaki Urdangarin de la mano de otra mujer es que Pablo, el segundo hijo de los exduques de Palma, mantenía una relación estrecha tanto con su padre como con la infanta Cristina. Pablo, de hecho, ejerció de improvisado portavoz de la familia para hacer frente a una polémica que pilló a todos con el pie cambiado.

Una vez conocida su infidelidad con una compañera del despacho de abogados Imaz&Asociados en el que realizaba un pionero programa de reinserción dirigido a condenados por delitos económicos y tras obtener esta misma semana el tercer grado, Urdangarin abandonó Vitoria para instalarse en Barcelona. En la Ciudad Condal, donde jugó 14 temporadas en el Barça de balonmano y ganó 53 títulos, aspira ahora a ser un 'coaching' cualificado y ha iniciado ya unas prácticas no remuneradas en el FC Barcelona.

Ainhoa Armentia, su actual pareja, se ha quedado en Vitoria. La relación entre ellos parece afianzarse; de hecho, la nueva conquista de Urdangarin ya ha sido presentada a la madre y algunos hermanos de quien fue calificado como el yerno perfecto de los Reyes de España. La infanta Cristina, mientras tanto, ya ha trasladado a sus íntimos que seguirá viviendo en Suiza, a donde la familia al completo se trasladó cuando saltó el escándalo del 'caso Nóos' que terminó con Iñaki Urdangarin entre rejas.