Lilit Manukyan, de origen armenio, ganó el bote de 'Pasapalabra'. / r. c.

Lilit Manukya, exconcursante

«Participar en concursos de la tele es como una profesión»

La 'cazadora' cambia de rol en el programa de Ion Aramendi en TVE tras convertirse en la participante estrella de 'Pasapalabra'

J. MORENO Madrid

Aprobó unas oposiciones en Renfe gracias a 'Pasapalabra' (Antena 3), donde se convirtió en la primera concursante en ganar el bote cuya lengua materna no es el español. Lilit Manukyan nació en Armenia, se formó en Rusia y ahora triunfa en España con 'La noche de los cazadores', el concurso que La 1 de TVE emite este lunes (22:40 horas), con Ion Aramendi como maestro de ceremonias y en el que debe rivalizar con los concursantes para que no se lleven el premio final. «Lo paso mal porque viene gente que necesita dinero», reconoce.

-Ha pasado de ganar concursos a dificultar que otros lo hagan. ¿Cómo lo afronta?

-Ha sido como una lucha interna, pero al final tienes que aceptar que es un juego. Soy muy competitiva y lo vivo de manera muy intensa. Al principio sí que fue un dilema, yo me jugaba mi nombre, pero el concursante el dinero. Es un concurso y tienes que luchar. Te han puesto en ese papel, en el que también perdemos y no siempre podemos ganar. Hay que tomarlo con mucha filosofía.

-¿Le ha costado el papel de 'cazadora'?

-Lo paso mal cuando gano porque viene gente que dice que necesita dinero porque está en paro. Pero tampoco puedes fallar a propósito… Es una cosa difícil de explicar. Hay que hacer muchos equilibrios.

-¿Se ha preparado de forma especial para 'La noche de los cazadores'?

-Sí, siempre suelo grabar las preguntas que busco en internet, las apunto en mi archivo, grabo y las escucho por el camino en el tren. También veo documentales y siempre sigo la actualidad, porque siempre caen preguntas de este tipo. Y luego veo otros concursos en la televisión rusa, uno que es parecido a 'Saber y Ganar', y de ahí saco muchas preguntas.

-¿Es una aficionada a seguir los concursos de televisión?

-La vida me ha hecho así (risas). Es un 'hobby'. Me encanta seguirlos. Veo concursos de la competencia. Desde que salí de 'Pasapalabra' casi no me he perdido ninguna entrega de 'Boom', donde también aprendo mucho. Tienes que formarte constantemente porque no puedes parar. Siempre aprendes nuevas cosas. Participar en concursos es como un trabajo y una profesión.

Desconocido en Rusia

-¿Cómo llega a participar en 'Pasapalabra'?

-El primer concurso en el que participé fue 'Pasapalabra'. El número uno para mí. Después fui a 'Atrapa un millón', pero mucha gente no se fijó entonces en mí. Luego pasé por 'Saber y Ganar' y ahora en 'El Cazador'. En el caso de 'Pasapalabra', conocí el programa estando en España porque no sabía de su existencia, pues no se emite en Rusia. Me tenía que familiarizar con la vida de aquí. En un momento empecé a consumir televisión española y me encantó desde el principio. No entendía nada, pero me gustó la rapidez y la agilidad, y me enganché. Pensaba que no lo hacía nada mal respondiendo a las preguntas que planteaban y decidí prepararme. Me salió muy bien la jugada.

-Se nota que recuerda aquella etapa con cariño.

-Con mucho cariño porque cualquier tiempo pasado lo recuerdas así. Me encantaba prepararme. Tenía una meta y eso me nutría muchísimo. Sin un objetivo en la vida no podría vivir. Ahora, por ejemplo, quiero escenificar el musical que he escrito, 'La estación de mi destino'. Me mantiene ilusionada con la vida y, en esa etapa, la ilusión era ganar el bote de 'Pasapalabra'. Cuando salí del programa decidí que no iba a dejar de estudiar y ya pensaba en otro concurso. La preparación con 'Boom' me ayudó para el casting de 'El Cazador'.

-¿Le ha cambiado mucho la vida tras su salto a televisión?

-Mi vida ha mejorado bastante desde entonces, porque me ha dado esa tranquilidad. Los concursos me ayudaron en la convocatoria de Renfe para prepararme mejor y hacer bien los psicotécnicos. Creo que mi vida ha dado un giro bastante significativo y positivo. Y también toda la gente que conocí. El equipo que está detrás de 'El Cazador' y 'Pasapalabra' es una joya. Ion Aramendi es una fuente de bromas y aprendes de él el saber cómo desmelenarte. Es un valor incalculable todas las personas que he conocido.

-¿En qué invirtió el dinero que ganó en el bote de 'Pasapalabra'?

-Casi la mitad fue para el fisco y la otra mitad lo dejé en el banco. En un momento determinado, decidí invertir comprando un piso.

-¿Cómo lleva la fama?

-Ahora con las mascarillas no me paran tanto, pero en mi trabajo, cuando abro la boca, mi acento y forma de hablar me delatan. Hay mucha gente con edades entre 50 y 70 años que consume muchos concursos de la tele.