Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 13 de abril
Momento de la parodia el pasado martes en TV3. r. c.
Un juez investiga a los humoristas de TV3 por el gag del Rocío

Un juez investiga a los humoristas de TV3 por el gag del Rocío

Toni Soler y Jair Domínguez deberán declarar ante el magistrado

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 10 de mayo 2023, 15:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un juez de Barcelona ha abierto diligencias contra los presentadores del programa de Tv3 que se mofaron de la virgen del Rocío en un polémico gag, que causó una tormenta política hace un mes. Toni Soler y Jair Domínguez, autores de la sátira, deberán comparecer ante la justicia, investigados por un delito contra la Constitución. Un juzgado de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) ha admitido a trámite la demanda presentada por la entidad Abogados cristianos contra el programa Està Passant, de TV3.

Una actriz disfrazada de la virgen del Rocío, con un niño Jesús en brazos, afirmaba en el gag que llevaba «dos siglos sin poder echar un polvo como dios manda». Abogados Cristianos presentó la denuncia por un presunto delito de escarnio contra los sentimientos religiosos. La causa está abierta por un delito contra la Constitución, según fuentes del TSJC. Este es el tipo delictivo donde se encuentra el escarnio, motivo de la denuncia. Aún no se ha fijado la fecha de declaración de los denunciados ni se ha acordado ninguna otra diligencia, según fuentes judiciales.

La denuncia señalaba que el gag constituía un «ataque contra los sentimientos religiosos realizado de forma totalmente gratuita», en «una época muy importante para los católicos como es la Semana Santa». Según la querella, incurren en escarnio de sus dogmas o creencias los que ofenden o vejan los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento.

El presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, pidió una rectificación a la cadena autonómica. Bonilla afirmó que los andaluces están «hartos» de que en TV3 hagan bromas del acento andaluz y de los andaluces. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, llamó por su parte al «respeto y a la consideración» a todo lo vinculado a los sentimientos religiosos e ideológicos.

El director del programa, Toni Soler, aprovechó la emisión del programa, en plena polémica hace un mes, para pasar al ataque. «Exigió disculpas» al presidente de la Junta de Andalucía por acusarle de menospreciar a los andaluces. Exigió disculpas también a los obispos catalanes «por preocuparse más por el humor de TV3 que por la pederastia» y a los partidos políticos «de aquí y de allá» por hacer electoralismo con un programa de humor. Soler acusó a la prensa española de intentar intimidar a su equipo.

La propia cadena autonómica emitió un comunicado en el que evitó la polémica y salió en defensa del programa. «La sátira es un síntoma de calidad democrática», según el ente televisivo. El Consejo del Audiovisual de Cataluña afirmó que el gag es libertad de expresión y no vulneró la normativa, aunque admitió que había expresiones desafortunadas .

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios