Beatriz Archidona. / r. c.

Beatriz Archidona, presentadora «Ha sido un año duro porque Ana Rosa llena el plató»

La periodista se ha estrenado en 'El programa del verano' en las mañanas de Telecinco

J. MORENO

El resto del año está como reportera de actualidad en el matinal líder de Telecinco, pero este verano debutó como presentadora. La periodista Beatriz Archidona se pone al frente de 'El programa del verano' (08:55 horas) durante la segunda quincena de agosto. Lo hará hasta el inicio de la nueva temporada que supondrá el regreso de Ana Rosa Quintana a la televisión tras diagnosticarle un cáncer de mama.

¿Qué valoración hace de las primeras semanas como presentadora?

Estoy disfrutando del momento y aprendiendo de los compañeros. Nos gustaría dar otro tipo de noticias, porque está siendo un verano complicado con el tema de los incendios y la sequía, pero, por la parte profesional, estoy aprovechando y aprendiendo mucho en Mediaset, que es un grupo de comunicación que te da un bagaje profesional que es impagable.

¿Qué fue lo primero que pensó cuando se lo ofrecieron?

Tenía mucho vértigo y responsabilidad por este programa, que sabemos lo que significa, y además en Telecinco. Antes había hecho otros magacines (presentó '120 minutos' en Telemadrid), pero estar en esta cadena lo cambia todo. Es una responsabilidad, pero también un reto bonito.

¿Ha tenido que adelantar su despertador?

Sigo manteniendo mi horario. A las 6 de la mañana ya estoy en Telecinco y me levanto una hora antes, para actualizarme con la prensa y ver las últimas horas. Luego llego a la redacción, hacemos la reunión de escaleta y se pone en marcha la maquinaria para arrancar el programa un poco antes de las 9:00 horas. Al acabar el formato, nunca desconectamos porque siempre estamos pegados a la actualidad.

¿Sigue la presión por la audiencia también en verano?

La autoexigencia siempre es importante y es normal que se miren las audiencias. Intento disfrutarlo por la parte que me toca, llevarlo al aprendizaje, al bagaje profesional y al momento que estoy viviendo en Mediaset. Intento disfrutarlo más que estar tan pendiente de una cifra, que también hay que mirarla para mejorar. Esa parcelita que me toca a mí presentando 'El programa del verano' durante unas semanas, pues quiero disfrutarla.

Le vemos en temas de actualidad el resto del año, pero ahora también en la crónica social.

Estoy disfrutando todo el programa entero. Son muchas horas de emisión y cuando llego al 'club social', es un momento de relax, de una conversación entre amigos. Los temas te permiten relajarte un poquito. Me rio y estoy muy cómoda con mis compañeros. Nunca había trabajado en esta parte del programa, pero lo estoy disfrutando igual. Se agradece un poco quitar la formalidad de la primera hora del día.

Es habitual que 'El programa de Ana Rosa' sea señalado en redes por políticos, incluso que siguen en activo. ¿Qué responde a las críticas?

La respuesta que hay que dar es seguir haciendo el trabajo como sabemos. Dar una información cercana, con un lenguaje con el que todo el mundo te entienda. Hablar de la economía desde un punto de vista familiar, que es lo que nos interesa a todos. Es decir, traducir el lenguaje que a veces los políticos, en su día a día, se pierden y nosotros lo bajamos a la realidad, con testimonios, caras y rostros que muestran las consecuencias de sus políticas. El ser criticados o no, creo que al final nuestro camino es ser cercanos, contar la información de una forma sencilla y también con neutralidad, porque en nuestro programa entran políticos de todos los colores.

¿Recuerda su primera vez en el formato matinal?

Recuerdo con muchísimo cariño mi primera cobertura en 'El programa de Ana Rosa'. Entré en verano y me mandaron a Grecia casi un mes, cuando el corralito del año 2015. Los directos allí fueron brutales. Fue mi contacto con el medio televisivo y fue una cobertura muy especial que también me generó ilusión. Cuando llegué por primera vez al programa, tenía una sensación de vértigo parecida a la que tuve cuando me puse al frente del magacine. La acogida de los compañeros fue maravillosa. La gente con la que hablé el primer día son amigos míos. Los compañeros vamos a una y creo que es el secreto del programa.

¿Cómo han llevado en el programa la ausencia de Ana Rosa Quintana?

Ha sido un año duro, porque Ana Rosa tiene una personalidad que llena el plató y la redacción. Se le ha echado de menos. Las compañeras, Patricia Pardo y Ana Terradillos, que son estupendas, han hecho que sobrellevásemos la ausencia. Tenemos muchas ganas de que vuelva. Ana Rosa es como la ves en la pantalla. Es cariñosa, cercana y exigente.

¿Va a continuar como presentadora en la nueva temporada?

Estaré donde tenga que continuar, haciendo mi trabajo diario, con temas de política, economía y de consumo también, que es muy importante. Seguiré al pie del cañón, porque esto es un equipo y remamos todos a favor, te coloquen donde te coloquen. El objetivo es seguir trabajando y superándonos todos los días.