Borrar
Los protagonistas de 'Amar es para siempre', en un fotograma de la serie de Antena 3. R. C.
'Amar es para siempre' llega a su desenlace: «Ha unido a muchas familias»

'Amar es para siempre' llega a su desenlace: «Ha unido a muchas familias»

Los actores Itziar Miranda y Manuel Baqueiro ponen fin el próximo miércoles a casi dos décadas de ficción interpretando a Manolita y Marcelino

J. Moreno

Sábado, 2 de marzo 2024, 23:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Llegaron como personajes secundarios para una serie cerrada de 80 capítulos y se convirtieron en los protagonistas absolutos de la ficción diaria más longeva de la historia de la televisión española. Era el año 2005 cuando 'Amar en tiempos revueltos' echó a andar en las tardes de TVE para contar la historia que podría ser la de nuestros abuelos: las vivencias y penurias de una España azotada por la guerra civil y los primeros años del franquismo en los que, pese a todo, la vida seguía. Casi dos décadas después, y en otra cadena, la producción llega a su final. Antena 3 emitirá el desenlace de 'Amar es para siempre' el próximo miércoles a las 22:45 horas; un último capítulo que promete lágrimas, sonrisas y algún que otro reencuentro a sus fieles espectadores.

«Era el final que tenía que ser», avanza la actriz Itziar Miranda, la incombustible Manolita de 'El asturiano', la mítica taberna que se convirtió en el centro y emblema de esta ficción producida por Diagonal TV. El mismo sentimiento notó, por su parte, el actor Manu Baqueiro (que da vida a Marcelino) tras recibir los guiones del desenlace. «Se nos escapaban lagrimitas cuando ya ves que definitivamente es el último capítulo y las últimas secuencias. Eso emociona», dice. Ambos intérpretes subrayan que el final será un reconocimiento particular al bar que regentan. «Es una manera de cerrar un círculo a lo que significa la familia del 'El asturiano' que siempre ha estado muy presente en la serie», añaden.

'Amar es para siempre' acaba pero deja un recuerdo imborrable tras convertirse en la serie diaria que más ha acompañado a los espectadores de varias generaciones. La ficción es historia de España. «Ha unido a muchas familias y a gente que está sola. 'Amar' se ha visto en todo el mundo y en todas las partes de España. Era un ritual, en el que a una hora te sentabas, nadie podía llamar ni molestar, porque estaban viendo la novela. Y eso es hermoso porque también ha hecho que muchas familias se abrieran y entendieran situaciones más complejas», expone Itziar Miranda. Según datos difundidos por Atresmedia, prácticamente la totalidad de la población conoce la serie ya que cuenta con más de 41 millones de contactos, lo que supone que un 92% de los españoles han visto en algún momento la ficción.

La producción arrancó hace casi 20 años en La 1 retratando la España de 1936 y finalizará en el año 1982, donde la ficticia Plaza de los Cubos ha sido testigo del cambio social y político que conllevó el paso de la dictadura a la democracia. Lo que se planteó como una ficción cerrada de una única temporada, se convirtió después en el serial español más longevo de la historia de la televisión. En esta última temporada que emite Antena 3 ha promediado una media de 1,2 millones de espectadores y un 11,8% de cuota de pantalla.

Cuenta Itziar que le cogieron en 'Amar' para «un personaje muy pequeño de una serie muy corta que iba a durar muy poco tiempo». «Éramos muy secundarios y, de repente, empezó a encantar la serie y fue un bombazo. 'El asturiano' se convirtió en el núcleo donde todas las tramas se encontraban», recuerda. Por su parte, Manu Baqueiro revela que llegó a la ficción para suplir a otro actor que no convencía para el papel de Marcelino. «Fue un poco atropellado al principio. El productor me comentó que si lo hacía bien me quedaba la temporada completa», desvela. «Al final nos convertimos un poco en la imagen de marca», añade.

Los actores coinciden en que Manolita y Marcelino son dos personajes «preciosos» y un «símbolo» de aquella gente que vivió la guerra y la posguerra. Ambos formaron, junto a José Antonio Sayagués, que se mete en la piel de Pelayo, un trío de personajes muy queridos por la audiencia. «Es un homenaje a nuestros abuelos, a nuestros padres, a toda esa gente que luchó tanto para que ahora tengamos una sociedad como la que tenemos», aseguran. El éxito desbordó a estos protagonistas: llegaron a ser reconocidos en Nueva York, Colombia o el Amazonas. «Conocimos a una japonesa que aprendió español viendo 'Amar'», cuentan los protagonistas como anécdota.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios