El príncipe Carlos de Inglaterra. / EFE

Las turbias operaciones del príncipe de Gales

Investigan la maraña de fundaciones sin ánimo de lucro del heredero de la Corona, incluidas donaciones en metálico y tratos preferenciales

LOURDES GÓMEZ Corresponsal. Londres

Miles de billetes de 500 euros en bolsas de Fortnum & Mason, los lujosos grandes almacenes de Londres; títulos y favores monárquicos al alcance de donantes extranjeros y británicos… No hay semana sin que se desvele un presunto escándalo del príncipe de Gales. El heredero de la Corona vuelve al punto de mira de los medios después de una veda voluntaria durante las celebraciones del Jubileo de Isabel II. Terminados los fastos, la prensa vuelve a cuestionar la conducta, ética y decisiones del primogénito.

'The Sunday Times' cargó contra Carlos por enésima vez. Desveló el domingo una turbia operación por la que el príncipe concedió la distinción de comandante de la Orden Victoriana a un reconocido donante conservador y ex miembro del patronato de la 'Prince Foundation', su sociedad benéfica para la protección y promoción de la arquitectura y la artesanía tradicionales. «Honró al magnate que rescató su fallido pueblo ecológico», alegó el semanario apuntando a David Brownlow, el lord 'tory' que financió la sustancial reforma del apartamento de Downing Street de Boris y Carrie Johnson. El obsequio no se declaró apropiadamente y el partido afrontó una multa de casi 20.000 euros.

Lord Brownlow fue, al parecer, igualmente generoso con las aventuras de Carlos. Invirtió dos millones de euros en viviendas de un proyecto arquitectónico en Escocia, que no prosperó. La contribución del filántropo conservador permitió construir una mínima sección de las 770 residencias diseñadas en el contexto de una estrategia inmobiliaria para costear la adquisición y restauración de Dumbries House, nueva sede escocesa del príncipe. El ente regulador de las sociedades sin ánimo de lucro ha abierto una investigación de las transacciones de la fundación y el lord con intereses en el sector inmobiliario.

Ciudadanía a millonarios

Carlos afronta más pesquisas relacionadas con su imperio benéfico. Prosiguen las diligencias de Scotland Yard contra su ex ayudante de cámara, Michael Fawcett, quien dimitió mientras se resuelven presuntos delitos de «donaciones a cambio de favores». La prensa sugiere que el fiel mayordomo del príncipe ayudó al empresario y donante saudí, Mahfouz Marei Mubarak bin Mahfouz, a obtener una condecoración monárquica que agilizó trámites de su solicitud de la ciudadanía británica.