El cantante Ricky Martin, durante la premiere de 'Elvis', en mayo, en el Festival de Cannes. / Gtres

Ricky Martin despierta de la pesadilla

«He sido víctima de la mentira», declara el cantante tras archivar el tribunal la demanda de su sobrino por violencia doméstica

ARANTZA FURUNDARENA Madrid

Han sido probablemente las dos peores semanas de su vida. Pero la pesadilla por fin ha terminado para Ricky Martin. Su sobrino, Dennis Yadiel Sánchez, ha retirado la demanda en la que le acusaba de violencia doméstica, y el Tribunal de Primera Instancia de San Juan, en Puerto Rico, ha decidido archivar el caso. Sentado en un sofá, vestido con traje y corbata, sereno pero abatido y con la voz apagada, Martin rompió este viernes su silencio para declararse, a través de un vídeo, «víctima de la mentira» y explicar que en las casi cuatro décadas que lleva subido a un escenario «nunca había tenido que lidiar con algo tan doloroso como esto».

El trago ha sido tan amargo que el artista está convencido de que tardará un tiempo en recuperarse. «Hoy me toca sanar -ha confesado- porque estoy muy dolido. Voy a encontrar la calma y el silencio necesario para ver la luz al final del camino». Colegas de profesión, como Alejandro Sanz, Laura Pausini, Pablo Alborán y Luis Fonsi le han enviado mensajes de apoyo. «Felicidades hermano. Te abrazo fuerte», le ha dicho Sanz. «La verdad siempre triunfa», asegura Fonsi. «Siempre a tu lado», ha escrito Pausini. La actriz Eva Longoria también se ha sumado con un mensaje en inglés que dice «Thruth prevails» (La verdad prevalece).

El sábado 2 de julio Ricky Martin recibió con incredulidad la noticia de que la Policía de Puerto Rico había decidido presentar una orden de alejamiento contra él, amparándose en la Ley 54, que en dicha isla caribeña protege a las víctimas de acoso o maltrato. La orden la había solicitado su sobrino, Dennis Yadiel Sánchez, de 21 años, que acusaba a su célebre tío de haber ejercido violencia contra él cuando todavía era menor de edad. Según su versión, Ricky se había negado a acceder a su petición de poner fin a una relación sentimental y había seguido llamándolo, buscándolo e incluso merodeando por su domicilio.

La condena por acoso e incesto en Puerto Rico, tierra de origen de Ricky Martin, puede conllevar hasta 50 años de prisión. El cantante desmintió las acusaciones desde el primer momento. «La orden de protección presentada en mi contra se basa en alegaciones totalmente falsas, por lo que enfrentaré el proceso con la responsabilidad que me caracteriza», escribió en su cuenta de Twitter el 3 de julio. Más explícito, su hermano, Eric Martin, publicó un extenso vídeo de más de cuarenta minutos en Facebook explicando que el sobrino denunciante sufre un trastorno mental y exigiendo al Gobierno de su país que refuerce los programas de rehabilitación.

El demandante sufre problemas mentales y el cantante le desea«que encuentre la luz»

«Desafortunadamente el ataque vino de un miembro de la familia que tristemente está lidiando con problemas mentales. Lo único que le deseo es lo mejor y que encuentre la luz», reitera Ricky Martin en el vídeo difundido este viernes. «La mentira hace mucho daño -prosigue-. Me hizo mucho daño a mí, a mis hijos, a mi esposo, a mis padres, a toda mi familia». Y aclara que si no se pudo defender antes fue porque tenía que seguir un proceso «donde se me exigía estar en silencio hasta yo poder desahogarme frente a un juez». Tras proponerse sanar para volver a ver la luz, Martin da las gracias a todos sus fans incondicionales que han estado enviándole mensajes positivos. «Insisto -dice el cantante señalando el cielo-, hay un Dios que premia a aquél que se enfoca y vive en la verdad». Y, visiblemente emocionado, termina deseando: «Mucho amor».