Una 'influencer' vende sus pedos embotellados por mil dólares

Stephanie Matto no es la única que usa su gases para hacer negocio. Este negocio escatológico existe y reporta 50.000 dólares a las semana.

CANARIAS7

Stephanie Matto, que nació en República Checa, saltó a la fama tras participar en el programa '90 Day Fiancé' de Australia. Ahora, con más de 270.000 seguidores en Instagram, ha puesto en marcha un negocio escatológico: la venta de frascos con sus ventosidades.

Además, los acompaña de unos pétalos de rosas para que el olor se adhiera mejor y permanezca durante más tiempo.

La joven cuida su dieta para tener mayor número de flatulencias y obtener el mejor resultado. Para ello, come frijoles, muffins de proteínas, huevos duros, batidos y yogures durante el desayuno. Cuando llega el momento, embotella el pedo en un frasco de vidrio y cierra la tapa.

El precio de cada bote es de casi mil dólares y, según ha explicado en Instagram, asegura que puede ganar 50.000 dólares en una semana.