Borrar
Directo Clavijo insiste en la reforma de Extranjería tras el bloqueo en el Congreso
El príncipe Carlos, Camila y la reina Isabel siguen desde Buckingham una exhibición aérea. r. c.
El puente de Londres ha caído, que comience la 'operación Golden Orb'

El puente de Londres ha caído, que comience la 'operación Golden Orb'

La monarquía británica no deja margen a la improvisación y ya ha diseñado cómo serán los funerales de Isabel II y la coronación de Carlos y Camila

S. Rodríguez

Lunes, 14 de febrero 2022, 16:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Llegado el día, el secretario personal de la reina Isabel II levantará el teléfono y llamará al primer ministro británico. «El puente de Londres ha caído». Y con estas seis palabras se pondrá en marcha todo un operativo diseñado durante años para despedir a la soberana más longeva de los británicos. Nadie echará la vista al puente de Londres, que seguirá en pie. Sí a la BBC, la cadena oficial británica que, como en Buckingham, no dejará nada a la improvisación. Hasta se sabe que los presentadores y presentadoras vestirán de negro riguroso ese día y los siguientes.

En el 'Día D', Carlos de Inglaterra se dirigirá a la nación y comenzarán los diez días de luto que se cerrarán con los funerales de Estado, en el 'Día D+10'. Eso no quitará para que al día siguiente, el 'Día D+1', el eterno aspirante al trono sea proclamado soberano. El protocolo solo contempla alternativas dependiendo del lugar donde la reina Isabel deje este mundo, en Balmoral o en Sandringham.

Noticia Relacionada

Toda la operación de la despedida de Isabel II ha sido bautizada como 'operación London Bridge'. Salió a la luz hace un par de años, para disgusto de Palacio. Y tampoco ha hecho demasiada gracia que ahora se haya conocido que a esa seguirá la 'operación Golden Orb', en la que se dan detalles de la coronación de Carlos y Camila.

No tendrá mucho que ver con la que vivió Londres en junio de 1953, con 8.000 invitados y más de 40.000 soldados participando en el desfile. Será, como manda la tradición, en la abadía de Westminster, pero no reunirá a más de dos millares de invitados y se quiere que sea una ceremonia sencilla y corta, más con los tiempos actuales. Pero que eso no lleve a engaños. La monarquía británica, si algo ha demostrado con el paso del tiempo, es que es única organizando eventos. Así que si alguien teme quedarse sin ver a Carlos y a Camila coronados y con capa de armiño, que no se preocupe. Esa imagen existirá.

Lo suyo, aunque no ha trascendido, es que la fecha de la coronación de Carlos de Inglaterra será meses después de la muerte de su madre, como en su día también hizo la reina Isabel con la de su padre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios