La expresentadora de Telecinco, Paz Padilla. / e. c.

La nueva vida de Paz Padilla tras su despido de Mediaset

«Me da igual ser presentadora o fregar», ha dicho la gaditana en su regreso a la televisión

JOAQUINA DUEÑAS Madrid

La última vez que habíamos visto a Paz Padilla en televisión fue cuando abandonó el plató de 'Sálvame' tras un acalorado enfrentamiento con Belén Esteban el pasado 20 de enero. Una salida que conllevó su fulminante despido. Desde entonces, sabíamos de la gaditana por sus publicaciones en las redes sociales pero ni una palabra sobre su nueva situación profesional hasta la entrevista concedida al programa 'Preguntes Freqüents' de la televisión catalana TV3. «No me va a faltar el trabajo», ha asegurado en su vuelta a la pequeña pantalla. «Me da igual ser presentadora o fregar. Lo único que tengo claro es que voy a trabajar donde sea feliz», ha dicho a la vez que ha recordado que «hoy por hoy, lo soy en el teatro».

Y es que Paz Padilla ha vivido una serie de pérdidas en los últimos tiempos que la han enseñado a enfrentarse a la vida y a la muerte desde otra perspectiva. El fallecimiento de su marido a los 53 años en julio de 2020, después de ser diagnosticado de un tumor cerebral un año antes, fue un duro golpe del que la humorista extrajo enseñanzas que plasmó en el libro de autoayuda 'El humor de mi vida'. Tras el éxito editorial, ha llevado la obra al teatro donde se ha refugiado tras terminar con Mediaset. Esta no es la única alegría ya que también prepara una película basada en su vida y en su trayectoria profesional que ella misma protagonizaría.

Desde ese punto, la artista se muestra tranquila ante su futuro y solo tiene buenas palabras para su antigua empresa: «Solo puedo agradecer a Mediaset que me haya dado estos 13 años en los que creo que he crecido mucho profesional y personalmente». Y es que, según ha dicho, ha aprendido mucho durante la década que ha conducido el polémico programa de televisión: «Cuando trabajas con la verdad, aprendes a entender, a tener paciencia, a tener compasión, a amar… he aprendido muchísimo», ha defendido.

Para ella, su despido es una oportunidad para reinventarse y reubicarse profesionalmente. «Hay que frenar en la vida para preguntarnos qué es lo que quiero, dónde estoy, ¿estoy en el lugar que me corresponde?», ha reflexionado. Y parece que, en su caso, así es: «Mi vida me gusta mucho y estoy rodeada de amor», ha confirmado.

A pesar de estas declaraciones, en las últimas semanas se ha barajado la posibilidad de que Paz Padilla interpusiera acciones legales por su despido. La abogada y Youtuber Maica Vasco aseguraba que la gaditana había presentado «una papeleta previa a la vía judicial» el pasado 9 de febrero. «Los demandados son Mediaset, PubliEspaña y La Fábrica de la Tele», relataba. Según Maica, Paz solicita la nulidad del despido o el despido improcedente. Además, «está pidiendo una indemnización adicional por un importe de 20.000 euros» porque «se le ha vulnerado su derecho a la libertad de expresión», según la versión de la abogada. Algo sobre lo que la humorista no se ha pronunciado hasta el momento.