John Travolta pierde al amor de su vida

El cáncer de su esposa, Kelly Preston, rompe una de las parejas más sólidas de Hollywood y deja al famoso actor viudo a los 66 años

PILAR VIDAL

Fue el propio actor quien anunció la triste noticia de la muerte de su mujer, la también actriz Kelly Preston, a los 57 años de edad. Lo hizo a través de una carta que publicó en sus redes sociales en la que decía: «Con un gran peso en mi corazón les informo que mi bella esposa Kelly ha perdido su batalla de dos años contra el cáncer de mama. Peleó una lucha valiente con el amor y el apoyo de tantos». Travolta también pedía tiempo y anunciaba que permanecerá un tiempo alejado para que tanto él como sus dos hijos puedan sobreponerse del dolor de la pérdida.

John y Kelly se conocieron en 1989 durante el rodaje de 'Los expertos', una comedia en la que protagonizaron un baile sexy. Por entonces la actriz estaba casada con el actor Kevin Gage, del que se separó. Luego vivió un breve romance con George Clooney y Charlie Sheen le pidió matrimonio. Pero finalmente eligió a Travolta para compartir el resto de su vida.

Durante la celebración de Año Nuevo en 1991, él le pidió matrimonio en una cena en el Palace Hotel de Gstaad (Suiza) y le regaló un anillo con un diamante color amarillo y blanco, de seis quilates. Se casaron en septiembre de 1991, en una ceremonia a medianoche en París. Ella ya estaba embarazada de su primer hijo, Jett, que padecería el síndrome de Kawasaki. Sin embargo, su matrimonio se convirtió en uno de los más sólidos de Hollywood y en el año 2000 tuvieron a su segunda hija, Ella Bleu.

Hace ahora diez años, la pareja tuvo que sufrir la tragedia de perder a su hijo mayor, Jett, con tan solo 16 años. Ambos expresaron entonces que no sabían si podrían llegar a superar esta pérdida. Buscaron refugio en la Iglesia de la Cienciología que, según Travolta, fue fundamental para su recuperación. Dos años después de la tragedia, Travolta y Preston volvieron a convertirse en padres, en esta ocasión de un niño llamado Benjamin. El próximo septiembre estaban a punto de celebrar su 29 aniversario.

Kelly Preston tuvo una carrera cinematográfica discreta pero muy taquillera. En 1996 participó en 'Jerry Maguire', ocasionalmente volvió a coincidir con su esposo, en 2000, en la exitosa 'Battlefield Earth' y en su último trabajo cinematográfico también compartió escena con él. Fue en 2018 en la película 'Gotti', donde Kelly interpretó a Victoria, la esposa del jefe de la mafia norteamericana John Gotti.

Muchos compañeros de profesión han querido mostrar sus condolencias a través de las redes sociales. Algunos han asegurado estar en «shock absoluto» ante la noticia de la muerte de Preston. Y es que solo su círculo más íntimo conocía los detalles de su dura enfermedad.