Imagen de la nueva campaña de la firma de moda Balenciaga.

La polémica campaña que ha retirado Balenciaga: niños y peluches sadomasoquistas

La marca de lujo ha generado una gran controversia con unas instantáneas que ha acabado eliminando

PATRICIA CARCEDO

La marca de moda de lujo Balenciaga ha pedido disculpas y retirado unas imágenes tras la polémica provocada en las redes sociales y las críticas de los consumidores. Las instantáneas en cuestión formaban parte de la nueva campaña enfocada a la temporada navideña 'Balenciaga Gift Shop' y estaba protagonizada por niños y niñas juntos a objetos con tintes sadomasoquistas.

Esta nueva campaña fotografiada por Gabriele Galimberti pretendía lanzar accesorios para el hogar y, para ello, en la escena aparecían modelos infantiles sosteniendo muñecos de peluche que estaban vestidos con accesorios y prendas asociados al sadomasoquismo como tangas, bridas y correas.

Galimberti ha dado su versión en Instagram, asegurando que no ha tenido nada que ver en la dirección y rodaje de la campaña: «No puedo comentar nada sobre por qué Balenciaga ha actuado así, pero sí debo aclarar que yo no he podido elegir ni los objetos, ni los modelos, ni la combinación de los mismos». «Como fotógrafo, solo se me pedía que iluminara la escena dada y tomara las fotos de acuerdo con mi estilo característico», ha zanjado el fotógrafo.

Como parte de la estrategia de marketing se colgaron en la página web de la marca en la línea de 'Balenciaga Kids' y los internautas no tardaron demasiado en dar su opinión: «Esto es absolutamente repugnante», expresaba una usuaria. «Pensé que la gente estaba troleando, pero no. Es real», era otra de las reflexiones que se podían encontrar en Twitter.

La firma que dirige Demna Gvasalia ha retirado las fotografías y, a través de 'stories' en su perfil de Instagram, ha emitido un comunicado: «Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña para las fiestas navideñas. Nuestros bolsos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos retirado inmediatamente la campaña de todas las plataformas».

«Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Nos tomamos este asunto muy en serio y vamos a emprender acciones legales contra las partes responsables de la creación del set y de la inclusión de artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña de primavera 23. Condenamos firmemente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños», aclaraban.

Sin embargo, en las redes no todos han aceptado las disculpas de la firma: «Alguien aprobó la campaña, alguien tomó las fotos, alguien buscó l@s modelos, alguien buscó la locación, alguien la produjo, alguien hizo los retoques, alguien llevó el catering, alguien maquilló a los modelos... ¿nadie dijo que estaba mal?», se preguntaba un tuitera, que reflexionaba sobre la responsabilidad en la toma de decisiones.

Tras el primer comunicado de disculpas, Balenciaga emitía un segundo comunicado también a través de Instagram: «Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Nos tomamos este asunto muy en serio y emprenderemos acciones legales contra las partes responsables de crear el conjunto e incluir artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña 'Spring 23'. Condenamos firmemente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños», aclaraban, ya que aparecían papeles sobre un caso de la Corte Suprema relacionado con las leyes de pornografía infantil.

Temas

Moda