Marina García, modelo surgida del Atlántico

06/05/2017

Con 21 años, la joven grancanaria compagina su ascendente carrera de modelo con sus estudios universitarios en Madrid. De intensa mirada verde y larga melena castaña, entre sus objetivos está el salto a la pasarela internacional.

Entre sus últimos trabajos como modelo la joven grancanaria acaba de terminar la campaña para el nuevo perfume de la firma de lujo Loewe. Se suma a la campaña de Tresemme para publicar en sus redes sociales y un vídeo interno para la cadena Hoteles Meliá, con más de 350 establecimiento en una treintena de países. Sin duda, está en un momento dulce profesionalmente.

Debutaste con 17 años en 2013 en la Gran Canaria Fashion & Friends by Moda Cálida, ¿en qué has cambiado como modelo? ¿Cómo recuerdas aquella experiencia?

La primera edición de Fashion and Friends para mi fue un fin de semana lleno de emociones y diversión. Recuerdo que incluso solté alguna lágrima el día de cierre del evento. Me daba pena despedirme de todos los que formaban el backstage, el gran equipo de Icon, y de los magníficos diseñadores, ya que pensaba que no los volvería a ver más. Sin embargo, ese mismo año tuve la oportunidad de debutar en Gran Canaria Moda Cálida, lo cual se ha convertido en la mejor semana del año (y por tanto, pude volver a ver a aquellos diseñadores a los que le había cogido tanto cariño). He cambiado tanto como modelo como en todos los aspectos de mi vida. Con respecto a la moda, he ido valorando diferentes cosas y proponiéndome después de cada trabajo nuevas metas con el principal objetivo de superarme cada día. Con el paso de los años he ido madurando y entendiendo más lo que es el negocio y el mundo de la moda.

Eres una de las modelos con mayor proyección del momento, tras participar en la Semana de la Moda de Madrid, ¿qué se siente ante este ascenso?

Realmente ha sido un ascenso progresivo. En primer lugar, el hecho de que mi primer trabajo haya sido desfilar en Gran Canaria Moda Cálida ha generado en mi un sentimiento de amor por la moda en general y sobre todo por la moda canaria. Tras participar en la 080 en Barcelona y desfilar entre otros para la prestigiosa firma y diseñador Custo Barcelona, y a continuación desfilar en la Semana de la Moda de Madrid con exitosos diseñadores como David Christian y Marcos Luengo, no solo me hace sentir orgullosa por mi ascenso, trabajo diario y constancia, sino que también me hace pensar que tengo que seguir esforzándome para que pueda seguir consiguiendo mis próximas metas. Dicen que todos los sueños se hacen realidad, pero para ello hay que perseguirlos. Así me siento. Con ganas de más y muy contenta con los resultados.

¿Qué sientes justo antes de salir a desfilar?

Antes de cada desfile estás metido en la euforia del backstage, en las carreras para que todo encaje a la perfección, el maquillaje, la peluquería y que la prenda luzca en ti como se espera. Realmente tampoco tienes tiempo para pensar salvo lo que te toca sacar en ese pase. Es parecido a un deportista antes de salir al terreno de juego; estamos concentrados en lo que tenemos que hacer en ese momento concreto. Tienes que conocer lo que vas a desfilar y saber enfocar lo que tienes que transmitir. En el momento en el que pongo pie en la pasarela, dejo atrás todos esos pensamientos y disfruto del momento del desfile que normalmente se me hace corto. Y vuelta a empezar. Me apasiona. Me gusta mi trabajo y tengo la suerte de disfrutar mientras lo realizo, de poder cerrar los ojos e imaginarme desfilando, de sentir esa euforia previa... No me cansa y soy feliz.

Además, eres una de las modelos ya asiduas a Gran Canaria Moda Cálida, ¿qué tiene de especial?

A menudo me viene a la mente aquel día de junio de 2013, cuando mi agencia de Canarias, International Up, me llamó para decirme que estaba confirmada para GCMC. El hecho de que mi primer trabajo haya sido desfilar en Moda Cálida genera un mi un sentimiento de satisfacción. Independientemente de que mi carrera profesional esté más localizada fuera del Archipiélago, me siento muy identificada con mi isla de Gran Canaria; muy unida a ella. Recuerdo que al principio, cuando me hacían algún comentario, por timidez decía que no era yo, que la que desfilaba era una chica que se parecía mucho a mi. Sin embargo, con el paso del tiempo, poder mostrar las propuestas de diseñadores a los que tanto admiro como Aurelia Gil, Pedro Palma, María Mía, Arcadio Domínguez, Carmen González u Oswaldo Machín se convirtió en un honor para mi. De hecho, he de reconocer que incluso me emocioné cuando ya había empezado el desfile de Aurelia este verano, al ver su cara de ilusión y lo tranquila que parece cuando ya por fin, muestra su propuesta al público. He de añadir que siento también una gran admiración por diseñadores como Siona García y Emilio Hernández, para los que no he tenido la oportunidad de desfilar, y otros que empiezan como Vevas e Hipertrófico, pero también despiertan mucho mi interés los talentos emergentes como Andrés Saavedra. No puedo olvidarme de Rosa La Cave, a la que recuerdo con mucho aprecio. Ser su imagen de la colección de baño ha supuesto para mi una magnífica plataforma de lanzamiento profesional y la posibilidad de compartir momentos muy especiales con una persona tan entrañable. Gran Canaria Moda Cálida, no es solo una pasarela en la que salimos modelos a desfilar. Me siento profundamente canaria y para mi participar en Moda Cálida es muy satisfactorio, no solamente en la parte profesional sino también en la parte humana. Supone un reencuentro con los diseñadores a los que admiro y con los organizadores y compañeros provenientes desde diferentes lugares del mundo cada año. Por supuesto, el equipazo de vestidores, peluquería y maquillaje; sin olvidar, los fotógrafos canarios que suena diferente y es especial. Durante los años en los que he participado me he sentido siempre arropada; como en casa. Es un placer.

¿Qué balance haces del 2016 profesionalmente?

Hago un balance positivo de las oportunidades que he tenido. Además de haber tenido la posibilidad de desfilar en importantes pasarelas en nuestro país y un año más en Gran Canaria Moda Cálida, con una gran proyección internacional, he tenido ocasión de realizar campañas publicitarias para firmas de prestigio nacional e internacional como calzados Victoria, Woman Secret, Cortefiel o L’Oreal para Armani. Aún así, quizás no es todo lo que me hubiera gustado porque tengo que compaginarlo con los estudios, pero el balance sigue siendo muy positivo. A raíz de los trabajos que he hecho, he ido obteniendo un reconocimiento dentro del mundo de la moda y creciendo gradualmente. Por otro lado, comencé a trabajar con la agencia Uno Models, con quienes estoy encantada y tengo muy buenas expectativas.

¿Qué esperas del 2017?

De momento he comenzado el año con buen pie haciendo editoriales para algunas revistas de moda y tengo expectativas de seguir progresando, consolidando el trabajo realizado el año pasado y continuar creciendo, pues tengo propuestas de proyectos muy interesantes, y que me surjan muchas oportunidades de trabajo. ¡¡Qué todo lo que venga, sea bueno!!.

¿Cómo lo compaginas con los estudios?

Considero que tener una carrera universitaria y dominar varios idiomas es algo muy importante para mi futuro. Curso el tercer año de un doble grado en Administración y Dirección de Empresas y Turismo. No solo me apasiona el mundo de la moda, si no también el mundo empresarial y opino que viviendo en España, y siendo canaria, el turismo, al ser una industria clave en nuestra economía necesita ser desarrollado. Soy una persona muy perfeccionista y muy exigente conmigo misma. Por ello, compaginar ambas actividades requiere un sobresfuerzo que no me resulta del todo fácil. Requiere mucha constancia y trabajo, pero puedo decir que todo esfuerzo tiene su recompensa. La clave esta en una buena planificación de mi agenda, para tener tiempo para estudiar, ir a clase, entrenar y trabajar.

¿Qué es lo más duro y lo más gratificante?

Creo que lo más duro en mi opinión es la agenda tan apretada con la que contamos; la incompatibilidad del trabajo con la vida privada. Y ya no tan apretada si no el hecho de no poder organizarte, pues debemos tener disponibilidad para no fallar en ningún trabajo. Hay que sacrificar muchas horas que estamos en castings, test, y trabajos, en las que dejamos de estar con nuestra familia, amigos, pareja... Lo mas gratificante es ver cómo dichos esfuerzos son compensados con los trabajos realizados y compartir esa misma satisfacción personal con el equipo.

¿Qué cambiarías de tu profesión?

Como en todos los sectores laborales hay cosas que mejorar pero, en general, podría decir que el mundo de la moda cada vez se esta profesionalizando más y vemos un nivel de exigencia mayor para todos lo que formamos parte. Un ejemplo de dicha exigencia es el hecho de que están apareciendo otras vertientes del negocio como el comercio electrónico que a medida que pasa el tiempo está creciendo más y genera nuevas exigencias. Por tanto, somos nosotros los que tenemos que tener la flexibilidad de adaptarnos a las nuevas tendencias que surjan.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

He de agradecer el apoyo de mis padres. Trato de aprender de las experiencias vividas por ellos y de sus consejos. Especialmente de mi madre, por sus antecedentes en el mundo de la moda, a la cual admiro y por parte de mi padre, por su experiencia en el mundo empresarial. Destacaría que la inspiración y el éxito llegan trabajando duro. Hay que tratar de transmitir a la gente el trabajo del diseñador; hacer la prenda tuya y disfrutar de cada momento y vivir.

¿Qué papel están jugando las redes sociales en el mundo de la moda?

En el mundo de la moda, los hábitos de consumo de las personas tienen una relevante importancia; por ello la moda se tiene que adaptar a las nuevas tendencias. Es un vínculo que actualmente está en creciente desarrollo, de hecho funciona cada día más el e-commerce y todo lo relacionado a la comunicación electrónica, por lo tanto todo lo que tiene que ver con bloggers, líderes de opinión, etc. está influenciando mucho a las marcas y al consumo.

¿Qué prenda es para ti indispensable?

Para mi lo realmente indispensable son los complementos y más contando en Canarias con Nieves Barroso. Adoro los sombreros, bolsos, pañuelos y pendientes, pero hay una prenda para cada ocasión. He de reconocer que no soy de una sola prenda. La elegancia está en saber combinar adecuadamente lo que te pones según la ocasión.

¿Qué consejo le darías a las jóvenes que quieran dedicarse a la moda?

Antes que nada, que es un mundo inmenso en el que es imprescindible tener un alto grado de personalidad y hay que valorarse a si misma. En segundo lugar, tengo que resaltar que ser modelo no consiste en un lucimiento personal en el que somos maquilladas, peinadas y vestidas para que nos digan lo guapas que estamos. Lo importante son los diseñadores. Con otras palabras, la labor de modelo por lo tanto es la de ser un intérprete de la creación del trabajo de los diseñadores. Cuando uno sale a la pasarela, comienzas a interpretar la creatividad del diseñador; se trata de mostrar lo que ellos quieren proponer. Además luces un determinado maquillaje, peinado, y un estilismo que tienes que mostrar al público para que disfruten y valoren ese esfuerzo que hay detrás de las cámaras. Salimos a escena como un actor de teatro para representar a su público lo que un director quiere trasmitir. Por último, no hablamos solo de glamour y belleza; no hay que creérselo demasiado y es necesario tener un espíritu de sacrificio importante y paciencia pues no encontramos en un mundo muy competitivo.

¿Qué haces para mantenerte en forma?

Trato de mantener una alimentación saludable y dedicarle tiempo diariamente al ejercicio físico. Leo muchos artículos relacionados con recetas y trucos sanos. Además me gusta mucho cocinar y trato de hacerlas o por lo menos tener en casa esos ingredientes de los que tan bien hablan. Es necesario descansar (cuando puedo) y a parte de esto, es muy importante el equilibrio emocional.

¿Qué metas te quedan por alcanzar?

Nunca se acaban las metas. Desde que consigo un objetivo, siempre tengo más y más, europeos e internacionales. Hablamos de un ámbito muy amplio.