Las pecas que desataron la ‘furia’ de China

20/02/2019

La modelo Li Jingwen ha sido seleccionada por Zara como imagen de sus nuevos pintalabios y en China no han visto con buenos ojos que no hayan camuflado sus pecas. ¿En serio?

Parecía una campaña inocua, laxa y meramente comercial, la que proponía Zara, la hermana mayor de las firmas que engloba la empresa española Inditex. Su nueva línea de pintalabios contempla entre sus modelos a Li Jingwen, natural de Cantón y conocida por su amplios trabajos con Prada bajo el nombre de Jing Wen. De hecho, desde julio de 2017, está situada entre las Top 50 de la industria, según models.com.

Sin embargo, y después de que la marca publicar las imágenes en la plataforma de microblogging Sina Weibo este viernes, los usuarios de las redes sociales comenzaron a debatir sobre sus pecas, y la definición de belleza en el gigante oriental, donde el rostro pálido e impecable se erige como un axioma casi indestructible, se ha topado de bruces con la imagen de la modelo sin apenas maquillaje y luciendo sus pecas con elegante naturalidad.

Y es que las efélides siguen siendo una característica relativamente rara en los mundos de la moda y la publicidad de China. Las nociones de belleza se asocian más a menudo con una tez suave y sin defectos, y los productos para blanquear la piel están ampliamente disponibles en el país.

Ante esta panorámica, muchos usuarios han considerado la imagen como una ofensa y un ataque a la imagen colectiva de las mujeres asiáticas. Algunos incluso afirmaron que esta campaña había «afeado» a Jing al ofrecer una representación poco representativa de las mujeres asiáticas. Incluso los más agoreros en la materia subrayaron que la elección del minorista de una modelo pecosa había «difamado» a China con esta «frivolidad publicitaria».

Cabe reseñar que Jing Wen es uno de los rostros chinos más conocidos dentro de la industria de la moda a nivel internacional. De hecho, a sus 25 años ya ha desfilado para firmas tan rutilantes como Chanel, Louis Vuitton, Alexander McQueen o Dior, entre otras. Irónicamente, en gran parte de dichos eventos las firmas maquillan sus pecas, llegando incluso a disimularlas por completo. Como contraste, Zara ha querido mostrar a la modelo en su versión más natural.