Ana de Armas con top de rayas multicolor y vaqueros. / Instagram

Ana de Armas ilumina Hollywood con su naturalidad

La relación que mantiene con Ben Affleck ocupa tantas páginas de revistas como estilismos a la última que protagoniza

SERGIO SAINZ

Hay un antes y un después si Hollywood despliega su alfombra roja ante cualquier nombre emergente. Ocurre con Ana de Armas, que ha llegado a la meca del cine para quedarse. Las lenguas viperinas dirán que su noviazgo con Ben Affleck ha ayudado, pero la actriz cubana tiene argumentos sólidos que bien valen su momento y el título de chica de moda. La misma que defiende con personalidad y un estilo desenfadado, muy aplaudido por quienes trasladan los looks de las famosas a sus compras. Ella defiende una esencia bohemia, con toques de lo más auténticos. Apuesta por las flores en diferentes vestidos, ya sean como estampado o bordadas, y lo mismo rescata un poncho étnico que convierte en imprescindible una falda larga. Sencillez y comodidad ganan en su fondo de armario, en el que triunfan las camisetas blancas como fetiche. De tirantes, con mangas abullonadas, de estilo lencero… Infinitas opciones que combina con acierto. Y con las deportivas, también blancas, como aliadas perfectas para completar cualquier look cotidiano.

Cada ejercicio de 'street sytle' firmado por Ana de Armas llena revistas y suma comentarios en la red. Diseños de corte 'boho', 'shorts' con cazadora vaquera, monos de estilo trabajador, pantalones de talle alto y 'tops' de punto o vaqueros y blusas más clásicas, ¡todo vale para lograr su mejor versión! Con una estética cuidada, pero que refleja dosis de naturalidad. Evidenciando ese toque 'chic' y sofisticado de quien tiene verdad al vestir. De ahí que haya protagonizado hasta campañas de grandes almacenes como musa con la que empatizar entre prendas. Porque traslada una imagen femenina y romántica un día, sin renunciar a 'outfits' de corte básico y hasta masculino otros. Refleja así que un vestidor debe ser versátil, inspirador y divertido. Todo en uno. Sin cortarse a la hora de combinar piezas 'low-cost' con otras de firma, especialmente joyas o complementos. El que más acompaña su verano es el sombrero, un 'must' dentro y fuera de la playa. Como la falda pareo, que ha mostrado en más de una ocasión, fiel a su sentir 'hippie'.

Vida privada

En redes sociales apenas publica, rehuyendo de todo lo relacionado con su vida privada. De hecho, ha tardado mucho en compartir una fotografía con Affleck en Instagram. En su 32 cumpleaños, casi de refilón, colaba una imagen de ambos en un álbum para el recuerdo, mientras brindaba «por otro año maravilloso». Una sonrisa de oreja a oreja y el brillo de sus ojos verdes mostraban que el mejor regalo era la felicidad compartida. Hace unos días, el 15 de agosto, era él quien soplaba las velas al llegar a los 48. Ana subía una imagen juntos y se hacía viral. Sorprendió al actor y director con una moto BMW personalizada. Hasta entonces los 'paparazzi' habían dado muestras constantes de su relación. De hecho, los fans celebraban que cualquier paseo en pareja por las calles de Los Angeles se convirtiera en una pasarela espontánea y 'tendenciosa'.

Sus cómplices de idas y venidas son los tres hijos que Ben Affleck tiene con su exmujer, Jennifer Garner: Violet, Seraphina y Samuel. Sin olvidar que suman una particular familia perruna. Ella aportó al clan un bichón maltés, Elvis; y su chico, un cruce de pastor alemán, Hutch. El último en llegar ha sido Salsa, un adorable cachorro blanquinegro, al que presentó oficialmente ante sus más de tres millones de seguidores. Con ellos se espera que comparta más momentos emocionantes, como el estreno de 'Deep Water', su película en común. El thriller erótico de Adrian Lyne está previsto que llegue a las salas españolas en noviembre. Además, la intérprete también tiene pendiente de estreno 'Blonde', un 'biopic' en el que dará vida a Marilyn Monroe. ¿Quién dijo que de 'El Internado' no se sale?