La duquesa de Sussex, Megan Markle. / Efe

Megan Markle gana su batalla legal contra el 'Mail on Sunday'

El periódico conservador británico publicó una carta privada de la duquesa de Sussex a su padre en 2018

LOURDES GÓMEZ Corresponsal en Londres

Meghan Markel ganó este jueves la disputa legal que le enfrenta al grupo mediático Associated Newspapers Limited (ANL) por la publicación en su dominical Mail on Sunday de extractos de una carta que envió a su padre en agosto de 2018. El Tribunal de apelación desechó el recurso de apelación interpuesto por la editora y libró a la duquesa de Sussex de tener que declarar ante un juzgado en defensa de su derecho a la privacidad y propiedad intelectual.

«Es una victoria no solo para mí, sino para todos los que hayan tenido miedo de levantarse en defensa de lo correcto», celebró en un comunicado. El caso se remonta a febrero de 2019 cuando el Mail on Sunday publicó extractos de una carta de cinco folios que Meghan escribió a mano a su padre, Thomas Markel, tres meses después de casarse con el príncipe Enrique.

Demandó al tabloide y ganó el primer asalto el pasado febrero. En una decisión sumaria, sin vistas públicas, el Alto Tribunal consideró que el dominical violó la privacidad de la duquesa y , entre las condiciones de la condena, exigió una disculpa pública y las costas judiciales de la demandante.

Tres jueces de apelación corroboraron hoy que el contenido de la carta era «personal, privado y un asunto sin legítimo interés público''. Desecharon el testimonio escrito de un ex portavoz de la Casa Real sobre la presunta intención o deseo de Meghan de filtrar su misiva y declararon «desafortunado» que la duquesa hubiera olvidado declarar que uno de sus biógrafos estaba al tanto de la carta.

Meghan interpretó la nueva sentencia favorable como un triunfo en la cruzada de los Sussex contra los tabloides y las 'fakes news'. «Aunque esta victoria siente precedente, es más importante que, colectivamente, somos ahora suficientemente valientes para reformar una industria tabloide que condiciona a la gente a ser cruel y que se beneficia de las mentiras y el daño que causa», sentencia en su declaración.

El príncipe Enrique mantiene activas varias querellas contra los tabloides The Sun y The Mirror por presunto pirateo de sus comunicaciones.