Maria Aliójina, durante una de sus dentenciones por la polícia rusa en 2019. / AFP

Maria Aliójina, líder de Pussy Riot, huye de Rusia vestida de repartidora

Tanto ella como su novia han escapado del país después de diez años de activismo

JOAQUINA DUEÑAS

Maria Aliójina, líder de Pussy Riot, ha logrado huir de Rusia y llegar hasta Lituania vestida de repartidora. Llevaba desde abril en la lista de personas en busca y captura elaborada por el Kremlin. La integrante del grupo punk conocido por su activismo contra Putin había sido condenada por no cumplir las restricciones establecidas contra el coronavirus para participar en una protesta que pedía la liberación del opositor Alexei Nayalny y por violar su arresto domiciliario. Ahora, 'The New York Times', relata su historia de evasión como si de una novela se tratara.

La joven se disfrazó de repartidora para esquivar a la policía de Moscú que vigilaba la vivienda de una amiga en la que ella se alojaba. Allí dejó su teléfono móvil para evitar ser rastreada y un amigo la llevó hasta la frontera con Bielorrusia. Una semana después de su partida conseguía llegar a Lituania. Un viaje que hizo acompañada de su novia, Lucy, también integrante del grupo.

«Creo que Rusia ya no tiene derecho a existir», ha afirmado la activista al 0New York Times'. Además, ha valorado la situación de su país: «Desde fuera parece un gran demonio, pero está muy desorganizado si lo miras desde dentro. La mano derecha no sabe lo que hace la izquierda».

«Me alegré de haberlo conseguido porque fue un gran e imprevisible 'beso de despedida' para las autoridades rusas», ha dicho sobre su escapada, aunque todavía no entiende completamente lo que he hecho, ha reflexionado. En todo caso, piensa que regresará a Rusia, si bien todavía no sabe ni cuándo ni cómo.