Malabaristas y bailarines unen fuerzas en Santa Ana

11/07/2018

Los malabares propios del circo y la danza clásica se dan la mano en el montaje 4x4 Arquitectura Efímera, que esta noche, a partir de las 22.00 horas, se representa en la plaza de Santa Ana de la capital grancanaria, dentro de la 22ª edición del Festival de Teatro, Música y Danza Temudas.

ETIQUETAS:

La propuesta se completa con la actuación del quinteto isleño Particella, que interpreta la composición musical creada expresamente para este espectáculo por Nimrod Borenstein.

El malabarista británico Sean Gandini, director y cofundador de la compañía Gandini Juggling, que firma este montaje, explica en el palacete Rodríguez Quegles que 4x4 Arquitectura Efímera es la primera pieza de una trilogía «sobre el amor y el romanticismo» entre los malabares y la danza.

En este primer montaje, los malabaristas dialogan con bailarinas clásicas, mientras que en el segundo lo harán con la danza tradicional de La India y en el tercer espectáculo, con la danza contemporánea, señala Sean Gandini.

Cuatro malabaristas, incluido el propio Gandini, y otras tantas tantas bailarinas clásicas dan vida a la coreografía compuesta por Ludovic Ondiviela para este espectáculo que se estrenó, en 2015, en el marco del London International Mine Festival, en la prestigiosa Royal Opera House.

«Antes del estreno estuvimos trabajando durante ocho semanas en una de las salas del Royal Ballet de Londres», explica sobre el proceso creativo de esta pieza que hoy se representa de forma gratuita en la plaza de Santa Ana.

Sean Gandini reconoce que este encuentro entre la danza y los malabares puede resultar extraño. «Es algo bastante natural. Ambas disciplinas son muy técnicas. El espacio y las formas son el vocabulario de los malabaristas, mientras que en la danza, el vocabulario es el propio cuerpo. En esta obra reflexionamos sobre lo efímeras que son las construcciones que llevamos a cabo los malabaristas», asegura este reconocido artista, que fundó Gandini Juggling, en 1992, junto a Kati Ylä-Hokkala.

4x4 Arquitectura Efímera le ha permitido descubrir lo «duro» que es el mundo del ballet clásico.

«Creo que hemos aprendido más los malabaristas de los bailarines que ellos de nosotros. De la danza hemos aprendido, sobre todo, la disciplina y la precisión que requiere», reconoce tras apuntar que las bailarinas actuarán esta noche en Santa Ana «en puntas».