Kiko Rivera asiste como invitado a la boda de su hermano, Cayetano Rivera y Eva González. / r.c.

Kiko Rivera dice que podría estar diez años sin trabajar

El Dj ha hablado sobre sus finanzas para justificar que sus exclusivas no responden a necesidades económicas

JAOQUINA DUEÑAS

Kiko Rivera es más conocido por su devenir personal que por su carrera musical. Famoso desde la cuna, en los últimos tiempos las polémicas familiares han sido objeto de varias exclusivas. La última, la entrevista concedida a la revista Lecturas en la que no duda en confesar que «podría estar diez años sin trabajar». Una forma de justificar que sus intervenciones públicas previo pago no responden a necesidades económicas, tal como se ha barajado en más de una ocasión.

Así, el Dj, que ha celebrado esta semana el 31 cumpleaños de su mujer, Irene Rosales, ha pedido perdón a su hermana, Isa Pantoja, por unas declaraciones que hizo sobre un presunto episodio de autolisis protagonizado por la pequeña del clan Pantoja. Sin embargo, ella no ha terminado de creerse estas disculpas que considera que son fruto de la falta de trabajo del músico. Él pretende subrayar con las explicaciones sobre sus finanzas lo auténtico de su arrepentimiento. «No hago las cosas para hacer caja y, si piensa eso, está equivocada», ha dicho el hijo de la tonadillera. «No lo digo para dármelas de nada, pero yo podría estar sin trabajar, sin hacer nada, diez años», ha asegurado a la revista.

También tiene palabras para su hermano Fran Rivera que, recientemente, hablaba sobre él otra publicación. Kiko se muestra muy decepcionado con el torero y considera que la relación entre ambos nunca ha sido suficientemente profunda ni sincera. Especialmente dolido por lo que dijo sobre su madre la última vez que la cantante si tuvo que sentar en el banquillo, cuando aseguró que se merecía «todo lo malo que le pasase», Kiko ha declarado que «Fran no quiere a nadie» y ha calificado su relación de «nula».