Trump y Kim Kardashian se reúnen en la Casa Blanca

01/06/2018

La estrella de la telerrealidad habla del sistema carcelario con el presidente de EE UU y pide el indulto para una presa de 63 años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió a la estrella televisiva Kim Kardashian en el despacho oval de la Casa Blanca para hablar sobre cárceles y condenas.

Trump publicó en Twitter una foto de la visita a la Casa Blanca de Kardashian, con la que mantuvo «una gran reunión», afirmó el presidente norteamericano.

«Hemos hablado sobre reforma carcelaria y condenas», confirmó el presidente.

En la reunión, Kim Kardashian pidió a Donald Trump un indulto para una mujer de 63 años condenada a cadena perpetua por un delito de drogas, una causa con la que la celebridad se ha implicado de lleno en los últimos meses.

La prensa rosa había informado antes de la visita que Kardashian que también tenía previsto reunirse con el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, con el que ya ha hablado varias veces sobre el caso.

La mujer en cuestión, Alice Marie Johnson, fue condenada hace más de 20 años por delitos de drogas y lavado de activos.

El expresidente Barack Obama, que conmutó sus penas a 1.715 reos durante sus ocho años en la Casa Blanca (2009-2017), en su mayoría por drogas, rechazó el indulto a la rea Johnson.

«Ha estado en la cárcel 21 años y morirá allí a no ser que Trump la indulte», afirma una petición en internet que supera las 265.000 firmas y de la que Kim Kardashiam es una de las abanderadas.

Kim Kardashian también comentó en su cuenta de Twitter su encuentro con el presidente norteamericano, primero con una felicitación para Johnson y luego con el siguiente mensaje: «Me gustaría agradecer al presidente Trump su tiempo esta tarde. Esperamos que el presidente conceda el indulto a la señora Alice Marie Johnson que está cumpliendo cadena perpetua por un delito de drogas no violento por primera vez».

La prensa americana no olvicó ayer que el padre de Kim, Robert George Kardashian, fue un abogado que saltó a la fama por defender y esconder en su casa a O.J. Simpson.