Comienza el calvario judicial contra Weinstein por sus abusos sexuales

El hasta hace poco poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein compareció este viernes ante un juez de Nueva York para conocer, por primera vez, los cargos que han hundido su carrera y han desatado un amplio movimiento social contra los abusos sexuales sin parangón en la historia reciente.

AGUSTÍN DE GRACIA (EFE) / NUEVA YORK

Siete meses después de que comenzaran a llover las denuncias contra él, a Weinstein se le vio este viernes por primera vez esposado, pero a pesar de todo sonriente, al salir de la comisaría en la que entró para quedar arrestado.

Llegó allí de traje oscuro, sin corbata, suéter celeste y portando tres libros, uno de ellos que parecía ser una agenda y los otros dos un ejemplar sobre un musical de Broadway y el otro una biografía sobre el director de cine Elia Kazan.

Decenas de mujeres han denunciado desde octubre pasado algún tipo de acoso o abuso sexual de parte de Weinstein. Hoy fue acusado de cargos de violación y otros delitos sexuales por actos presuntamente realizados en 2004 y 2013.

Se trata del primer caso que llega a la justicia, aunque la misma fiscalía que este viernes anunció los primeros cargos contra él señaló que continúan las investigaciones porque hay "denuncias sobre víctimas adicionales y otros crímenes".

"Los cargos de hoy reflejan el progreso significativo en esta investigación abierta", afirmó el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, que ha sido acusado de no actuar cuando hace varios años conoció oficialmente la primera denuncia contra Weinstein.

Como es frecuente en estos casos, no se facilitó la identidad de las víctimas. Sin embargo, existen una denuncia de que en 2004 Weinstein obligó a la estudiante universitaria y aspirante a actriz Lucia Evans a practicarle sexo oral.

Otra de las denunciantes es la actriz de origen español Paz de la Huerta, que lo acusó de haberla violado en 2010, una fecha que, sin embargo, no está mencionada en el comunicado de la fiscalía donde se da cuenta de los cargos inicialmente presentados contra él.

Una vez le fueron leídos los cargos, el juez fijó una fianza de un millón de dólares (853.000 euros) en efectivo, a la espera de la próxima vista judicial. Pagó y quedó libre, pero con un dispositivo para registrar sus movimientos, y además le retiraron el pasaporte.

El abogado que lo defiende, Benjamin Brafman, compareció ante los periodistas después de que le fueran leídos los cargos para, de nuevo, rechazar las denuncias en su contra y anunciar que cuando sea acusado formalmente se declarará no culpable.

"Siempre ha mantenido que cualquier actividad sexual fue consensuada", afirmó el letrado, el mismo que defendió en 2011 al entonces director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, por un intento de violación.

"Muchas de estas denuncias ya han prescrito y son hechos que supuestamente ocurrieron hace muchos años", afirmó Brafman.

De acuerdo con el letrado, según avance el proceso se confirmará que la fiscalía no tiene "pruebas sólidas" y al final quedará exonerado.

Los problemas a los que comenzó a enfrentarse hoy Weinstein puede que no sean los únicos, no solo porque la fiscalía de Manhattan está estudiando nuevos casos, sino también porque se enfrenta a denuncias parecidas en Los Ángeles y Londres.

Además, según confirmó hoy Brafman, las autoridades fiscales federales lo están investigando también por delitos sexuales, lo que ampliará el cerco judicial que lo rodea.

La comparecencia en el tribunal de Weinstein ha sido recibida con entusiasmo por asociaciones que han venido señalándolo por actos impropios y por algunas de las víctimas que alzaron su voz contra él.

"Yo, como muchos de los sobrevivientes de Weinstein, había perdido la esperanza de que nuestro violador pudiera responder ante la Justicia", afirmó la actriz Rose McGowan, que denunció una agresión sexual de parte de Weinstein en 1997.

"Hace veinte años juré que corregiría esto. Hoy estamos un paso más cerca de la Justicia", agregó en su cuenta de Instagram.