Torres, este sábado en la inauguración de la pasarela Onda Atlántica, en la capital grancanaria. / COBER

Torres: «No hay ninguna distorsión en ninguna isla»

El presidente del Gobierno de Canarias asegura que «no es tiempo de inestabilidad política» ni de «mociones de censura»

REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, dijo este sábado al ser cuestionado por la situación generada en el Cabildo de Fuerteventura tras la renuncia del socialista Blas Acosta ante la amenaza de una moción de censura, que «la ciudadanía lo que nos pide a todas las administraciones públicas es que centremos nuestros esfuerzos en gestionar, quienes tenemos responsabilidades de gobierno, y fiscalizar, quienes están en la oposición, el trabajo que se realiza desde esas administraciones públicas».

Añadió que «no es tiempo de inestabilidad política, creo que no es tiempo de mociones de censura». Recordó que «ha habido administraciones importantes en cuanto a población», como es el caso del Ayuntamiento «de Santa Cruz de Tenerife o el propio Cabildo de Fuerteventura, en las que se han producido mociones de censura en medio de pandemia, incluso dejando en mal lugar a quienes las han puesto, porque decían previamente que no la iba a haber en esos lugares» y que «finalmente las registraron prácticamente el mismo día en que había alguna modificación entre los miembros de esas corporaciones».

Apuntó respecto al caso concreto de Fuerteventura «y de mi compañero Blas Acosta», que «ha dimitido y he estado en permanente contacto, como secretario regional, con él durante todo este tiempo».

Recordó que «en 2015 me tocó tener una responsabilidad insular en Gran Canaria y conseguimos pactos de progreso en el Cabildo de Gran Canaria y en la mayoría de las corporaciones» y «en el año 2019 conseguimos un pacto de progreso en Canarias, con la vuelta de un presidente socialista después de 26 años, y ese es el rumbo, no hay otro».

«En cualquier caso», apuntó, «como secretario general de mi partido camino de la mano, y a la inversa, con todos los secretarios regionales, tomamos las decisiones compartidas» y aseguró que «no hay ninguna distorsión en ninguna isla». Así, garantizó que «las alianzas que se realizan y los pactos están acordados y consensuados entre la dirección regional y las direcciones insulares, sin excepción».

Inmigración

En relación al mensaje que quiere llevar mañana lunes sobre la inmigración en Canarias a la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) del Parlamento Europeo, Torres avanzó que «voy a defender que no se puede hablar de un nuevo pacto de migración y asilo, porque no hay acuerdo y por lo tanto no es un pacto, que pretenda que toda la responsabilidad se quede en las zonas fronterizas». Además, pondrá «sobre la mesa la situación de la inmigración en Canarias diciendo que cuando un inmigrante pisa suelo canario, está pisando suelo europeo».