Torres: «Canarias necesita un cambio y así se manifestó el 26»

02/06/2019

El secretario general de los socialistas, diputado electo y candidato a la Presidencia (Arucas, 1966) no quiere vender la piel del oso antes de cazarla pero ya hace planes para cuando sea presidente de Canarias y tiene en la cabeza incluso con qué consejeros. Avanza cómo encara el proceso negociador y subraya que el 26M se manifestó en las urnas una voluntad de cambio que quiere materializar.

FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO las Palmas de Gran Canaria

Este lunes empieza la primera ronda de negociación. ¿Por qué está usted en esos primeros encuentros?

— Es casi un encuentro directo y estaré yo con los líderes de los partidos o quienes ellos designen. Es un paso previo a que, una vez que hablemos con todos y que yo hable también con la comisión negociadora de mi partido, entonces me apartaré para que sea esa comisión negociadora quien inicie el trabajo para formar un Gobierno de Canarias.

Por parte del PSOE ¿es una ronda negociadora con preferencias, con líneas rojas, o hay vetos de entrada?

— No. Primero vamos a escuchar. Indudablemente en mi cabeza, tras la trayectoria de los últimos años, tras la campaña que acabó y tras la última semana, tengo una opción en la cabeza y es la que trasladaré al equipo negociador. Pero antes de trasladarla creo que hay que hablar con todos los partidos políticos.

Antes de las elecciones dijo que su opción pasaba por intentar un Gobierno en minoría. ¿Lo sigue viendo viable una semana después del 26M?

— Lo veo complicado porque creo que todos los grupos políticos se han manifestado con la voluntad de participar de ese Gobierno. Por tanto, aquella afirmación que hice, en sintonía con lo que se planteó para el Gobierno de España, creo ahora que hay que orientarla hacia un Gobierno que asegure 36 diputados.

En esa primera ronda de contactos se incluye a CC. ¿Es una cuestión de cortesía por parte del PSOE o es que de verdad es posible un pacto PSOE-CC para el Gobierno de Canarias?

— Hemos decidido hablar con todos pero no voy a cambiar un ápice lo que dije en la campaña electoral: he trasladado que Canarias necesita un cambio político y así lo han manifestado mayoritariamente los ciudadanos el 26. Por tanto, no hay cambio en esa posición.

O sea, que en la hoja de ruta ¿está dejar a Coalición fuera?

— Vamos a esperar a la reunión del lunes pero tengo claro lo que voy a plantear al equipo negociador.

Estuvo usted en Madrid el viernes con la dirección de su partido. ¿Le han trasladado que la única línea roja para negociar el pacto en Canarias es no entorpecer la investidura de Sánchez, donde CC puede ser decisiva?

— No. Lo dije antes, lo dije en la campaña y, tras haber ido a Madrid, lo reitero: no hay ninguna relación entre la investidura del presidente del Gobierno de España y lo que ocurra en Canarias. Despejo la duda absolutamente.

¿Se siente usted por tanto con manos libres, respaldado o al final sí hay que trasladar a Ferraz lo que se proponga para un pacto en Canarias?

— Estoy absolutamente apoyado, respaldado por la dirección. Felicitaron al PSOE canario por los magníficos resultados y también es verdad que la propia dirección federal reconoce que hay varias opciones de gobierno en Canarias, lo cual es bueno, porque en otros lugares están abocados a una sola combinación. Hay absoluta autonomía y sintonía.

¿Con Casimiro Curbelo está el camino avanzado, ya sea para que entre en el Gobierno o para que lo apoye desde fuera? Lo digo porque este sábado CC ha dicho que incluye a ASG en sus socios preferentes para un pacto.

— CC lo primero que debiera hacer, y es lógico y respetuoso, es esperar a ver si el PSOE es capaz de hacer Gobierno. Es lo que yo hubiese hecho de haber perdido las elecciones, porque CC ha perdido las elecciones. Una vez que se hubiese visto que el PSOE era incapaz, y estoy convencido de que sí haremos Gobierno, deberían intentarlos ellos. No han respetado ni los mecanismos institucionales; no tiene mayor relevancia tampoco pero si es lo que yo hubiese hecho. Casimiro Curbelo, con sus tres diputados, es relevante en la suma actual, como lo son todos los demás de los partidos que han propugnado el cambio. Las conversaciones que he mantenido con ASG han sido muy buenas en estos días, como lo han sido en el pasado. Es necesario que el lunes hablemos todos y a partir de ahí el equipo negociador sabrá las pautas a seguir.

Cuando habla de los partidos que han apoyado el cambio, ¿incluye a Ciudadanos?

— Sí. Lo incluyo porque así fue su mensaje, así lo trasladó su candidata en todos los debates, apostando por el cambio, incluso con un lema similar al del PSOE.

En el caso de CC, ¿sería más fácil un diálogo PSOE-CC si diese un paso al costado Fernando Clavijo?

— No. No tiene nada que ver. Estamos hablando de organizaciones políticas y el PSOE lo que ha manifestado es que el cambio pasa por otra manera de hacer política y otros políticos en el Gobierno de Canarias. No hablamos de personas sino de representantes de una formación política determinada.

¿El hecho de que esté investigado judicialmente lo invalida para ser aspirante a la Presidencia?

—Nosotros hemos dicho que respetamos la independencia de los poderes. No tiene nada que ver. Lo que es real es que el presidente de Canarias debe ser del PSOE. No entendería nadie que, después de lo que ha pasado, aquí se normalice que las fuerzas que no ganan las elecciones aspiren a presidir Canarias. Por eso siempre he dicho que la Presidencia debe estar en manos del PSOE, que es el que ha ganado, como entendería que estuviese en manos de otra fuerza política si fuese la ganadora. Tenemos un código ético que pone la frontera en el juicio oral, pero lo importante ahora es que no nos planteamos otra opción que no sea que el PSOE presida Canarias.

Hablando de investigaciones judiciales, ¿le incomoda de cara al futuro la posibilidad de verse citado como imputado por el juez que tiene en sus manos la denuncia de Bañolas por el Gran Canaria Arena?

— No me incomoda. Es una denuncia claramente política, y ya lo he dicho hasta la saciedad...

— ...Pero eso mismo dice Clavijo de la denuncia que desencadenó el caso Grúas.

— Sí pero esta denuncia concreta nace a rebufo de aquella, es una reacción de aquella, con una voluntad política de CC de situarme en una situación semejante, cuando ni por asomo es comparable a la de Fernando Clavijo. Por eso se hace de manera apresurada, sin pasar por los procedimientos administrativos del propio Cabildo, sin esperar a que se manifieste un pleno ordinario, sin llevarlo a estamentos como la Fiscalía si no hubiese respondido la propia administración... Repito: se hizo a toda prisa para ver si yo era imputado durante la campaña electoral. Además, se intenta confundir a la ciudadanía con una condición que no tengo, porque no tengo condición de investigado. Los encabezados de los autos, y lo sabe todo el mundo, no forman parte de las resoluciones judiciales. Por cierto, lo manifestó claramente la propia jueza del caso Grúas cuando hubo una duda sobre los encabezados. Sin embargo, desde CC, con sus instrumentos, han intentado magnificar esta situación. Y, como siempre digo, hay que respetar a la Justicia y estoy convencido de que esto se aclarará como tiene que aclararse.

En esa ronda del lunes se hablará del pacto regional, ¿pero también de cabildos y ayuntamientos?

— A partir del lunes, con los partidos con los que caminemos en la posibilidad de un Gobierno, se hablará también de posibles alianzas. No tiene por qué producirse que haya un Gobierno en Canarias y que los mismos partidos estén en todos los cabildos y ayuntamientos. Hay libertad en las diferentes organizaciones para tomar sus propias decisiones, pero siempre lo haremos hablando con la dirección regional. Tengo que reconocer que los secretarios insulares y mi ejecutiva regional está demostrando una magnífica altura.

¿Entonces los anuncios de pactos que ha habido esta semana en algunos ayuntamientos no se han hecho al margen del secretario regional?

— No se han hecho al margen. Aunque es evidente que los pactos en cascada ya no son una obligación en el PSOE, estoy en permanente contacto con los secretarios insulares para esas alianzas locales y también con los secretarios locales. En estos cuatro días no hemos parado, aunque algunos haya dicho que hemos desaparecido.

— -¿Tiene preferencia de pacto para el Cabildo de Gran Canaria o lo va a dejar en manos del partido en la isla o del candidato?

— Este lunes empezarán también las negociaciones en los cabildos y estoy seguro de que la dirección insular, con la que hay también permanente contacto, va a conseguir el mejor acuerdo para el Cabildo.

— En su hoja de ruta, ¿qué calendario baraja para la investidura?

— Esta semana que empieza va a ser si no decisiva, que creo que sí lo será, al menos será tremendamente relevante. Esta semana creo que quedará definido lo que puede ser el futuro de Canarias. El día 26 se constituirá el Parlamento y ese día tiene que constituirse la Mesa, de manera que a finales de esta semana creo que se darán los pasos para esa constitución.

¿Tiene ya decidido senador autonómico por el PSOE? ¿Ve a Fernando Clavijo como senador a propuesta de CC?

— No lo tenemos decidido. Es una decisión que tomará la dirección regional. Sí hay personas perfectamente capacitadas para esa responsabilidad. A CC le tocará tomar su decisión y cuando hagan su propuesta, manifestaremos nuestro voto.

¿Tiene ya pesadillas con la conformación del Gobierno? ¿Ya sueña con verse entrando por la sede de Presidencia y sentándose al frente del Consejo de Gobierno?

—No son pesadillas. Son sueños magníficos. Porque creo que después de 26 años presidiendo Coalición Canaria nuestra tierra, los cambios son sanos. Por supuesto que tengo en la cabeza una futura conformación del Gobierno; tenemos perfiles magníficos para ello. Lo que tenemos que hacer es cambiar para que tengamos un horizonte magnífico en los próximos años.