Vídeo: acfi press

Los sindicatos piden control de precios para no «empobrecer a la clase media»

Cerca de una decena de sindicatos y entidades se han reunido este miércoles frente a la sede de Presidencia del Gobierno de Canarias para pedir la contención de precios, que advierten está «empobreciendo a la clase media» y pone en riesgo a los trabajadores en Canarias.

EFE Las Palmas de Gran Canaria

Así lo ha expresado Comisiones Obreras de Gran Canaria que asegura que «la carestía empobrece a la clase media» y, según ha afirmado la secretaria insular de Gran Canaria de CCOO, Esther Ortega «a quienes formamos parte de la mayoría social».

Los representantes sindicales han asegurado que han convocado la manifestación porque es un día de reivindicación que han extendido también a los centros de trabajo, con el objetivo de «pedir al Gobierno de España que se dirija a la cumbre europea y transmita la necesidad de tomar medidas para contener los precios«.

La tendencia alcista, principalmente en la luz, del gas y en los carburantes está «disparatada», han dicho, y eso está generando un efecto dominó en la cesta de la compra y en los servicios básicos, peligrando a su vez en el empleo por su afección en las empresas.

En esta línea, CCOO ha pedido proteger el empleo, y que a través de los sistemas ya puestos en marcha en la pandemia que «eviten los despidos» y que haya «una protección para los pequeños autónomos».

Del mismo modo, piden a Europa que modifique el criterio en el precio de la luz, marcado por el gas, para «limitarlo y ponerle tope», al igual que poner cupo a los precios abusivos de las empresas energéticas que «se están haciendo el agosto» con la especulación, que al final «repercute en los consumidores».

Se trata, han dicho los sindicalistas, de una cuestión que afecta «a todas las clases sociales y especialmente a las personas más vulnerables», con especial hincapié en «los más de 200.000 parados que tiene Canarias» y al «30% de población en situación de pobreza» en las islas que «no podrá afrontar cosas básicas com el precio de la luz y la cesta de la compra».

Por su parte, el vicesecretario general de UGT Canarias, Francisco González, ha señalado que las organizaciones sindicales salen a la calle a «intentar» que el Gobierno tome medidas para evitar la inflación que está llevando a que la cesta de la compra y la energía «tenga precios que están lejos de los salarios», que «no suben» mientras necesidades básicas se encarecen.

El carburante «hay que bajarlo sí o sí», ha añadido, porque «cuesta hasta 20 euros más llenar el depósito que hace tres meses».

Desde UGT buscan a su vez «visibilizar el malestar y obligar a los gobiernos a hacer algo» por la subida «exagerada y descarada de los precios» que sufren los consumidores y trabajadores que «no pueden soportar esta situación, de empobrecimiento añadido a la crisis que ya existe» a causa de la pandemia.

El portavoz de la organización Ben Magec Ecologistas en Acción, Eugenio Reyes, ha recalcado que lo que se debate en Europa es la oportunidad de que «el giro sea social y ambiental», en «apostar por la energía renovable y que la sociedad civil sea la protagonista».

«Un trabajador que tenga que desplazarse al sur por un sueldo de 800 euros puede llegar a gastar 300 en transporte al mes y eso hace imposible la empleabilidad y sobrevivir«, ha lamentado.

A juicio de Reyes es el momento de «liberar el ciclo del agua« y la energía para que sea una fuerza social al servicio de los más débiles» y las renovables juegan un «papel fundamental» en este sentido.

Renovables

Canarias está en torno a un 16% en la penetración de renovables, mientras el potencial es «de hasta un 300%» lo que supone según Reyes que Canarias podría «estar regalando energía a los pobres y multiplicando las posibilidades energéticas tanto desde la eólica como la energía solar, maremotriz o geotérmica«.

«Hace falta invertir el dinero público en lo urgente, la necesidad de la población civil en tener soberanía energética y no en más carreteras o más coches», ha concluido Reyes.

Entre las entidades participantes también han figurado representantes de la Coordinadora Sindical Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui, RSP Jinámar, Cosecha Directa Sociedad Cooperativa o Facua, con pancartas que pedían poner «fin a los abusos» y «precios justos», así como «contener los precios proteger el empleo».

La manifestación se ha reunido en Presidencia para movilizarse por la calle León y Castillo hasta la sede de Delegación del Gobierno.