Imagen de archivo de una central nuclear como la que prevé construir Marruecos. / efe

Rusia acuerda con Marruecos instalar una central nuclear en la costa atlántica

Los dos países ratifican un tratado de colaboración para producir energía «con fines pacíficos» a 400 kilómetros de Canarias

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

El Gobierno de Rusia aprobó el pasado miércoles un acuerdo de colaboración con Rabat para instalar una central nuclear «con fines pacíficos» , cuya construcción está prevista cerca de la costa atlántica de Marruecos, en la ciudad de Sidi Boulbra, a unos 400 kilómetros de la isla de Lanzarote.

Según informó la agencia Tass y recoge la prensa marroquí, la orden aprobada por la Federación Rusa supone la ratificación del memorando de entendimiento sobre cooperación en el campo de la energía nuclear, firmado en el año 2017, entre la agencia estatal rusa Rosatom, especializada en el sector de la energía nuclear, y la empresa pública de Marruecos CNESTEN (Centro Nacional de Energía, Ciencias y Técnicas Nucleares) responsable de regulación y seguridad nuclear.

El acuerdo que ahora se activa prevé la colaboración entre los dos países para la creación de las infraestructuras de energía nuclear, el diseño y construcción de reactores nucleares, así como las plantas de desalinización de agua y aceleradores de partículas elementales. También está previsto que Rusia ayude a Rabat a explorar y desarrollar yacimientos de uranio en Marruecos, suministrar combustible nuclear para reactores de potencia e investigación y gestionar los residuos radiactivos, además de formar al personal que va a trabajar en la central nuclear.

El desarrollo de la energía y la tecnología nuclear es una prioridad para Marruecos desde hace años -en la década de los 90 se planteó construir una central en Tan Tan que no prosperó- con el objetivo de diversificar sus fuentes de energía para garantizar el suministro frente a las fluctuaciones internacionales. El acuerdo no prevé un plazo concreto para la apertura de la central.