Román Rodríguez junto a Pedro Quevedo. / C7

Román Rodríguez destaca que en Madrid hace falta un «canarismo» dialogante

Hace balance del trabajo de Pedro Quevedo

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Román Rodríguez, presidente de Nueva Canaria, subraya, en su habitual artículo semanal, la necesidad de contar en Madrid con una voz que, d esde el «canarismo» progresista que representa NC, sepa llegar a acuerdos a derecha e izquierda.

Lo dice en el contexto del balance del trabajo desplegado por Pedro Quevedo, que en junio dejó su escaño en el Congreso en favor de María Fernández, de Coalición Canaria, cumpliendo así lo pactado por ambos partidos al ir juntos en las últimas elecciones generales.

En un pasaje del artículo, Román Rodríguez afirma: «El fructífero trabajo desarrollado por Pedro Quevedo en el Congreso de los Diputados confirma la necesidad de la centralidad de la política, sabiendo negociar y establecer acuerdos con los gobiernos del Estado de uno u otro signo. Así como el valor de la imprescindible presencia de fuerzas canaristas que realicen un permanente seguimiento y reivindicación de los intereses de las Islas en el ámbito estatal. Nuestra comunidad siempre precisará de voces propias, de estricta obediencia canaria, que la defiendan consecuentemente frente a silencios sometidos a la disciplina centralista. Voces como la de Pedro Quevedo en estos años; con dedicación, sólidos argumentos y más que evidentes resultados».

Respecto a lo conseguido en esta legislatura y lo que está pendiente, hace este balance: «Entre otros asuntos, están pendientes el cierre definitivo del contencioso sobre carreteras, a la espera de la firma de la adenda al acuerdo vigente y de la disposición 153 de la ley de presupuestos, o distintos flecos en torno al REF.

Logramos que en los presupuestos del 2021 y 2022 se cumpliera con la financiación de todos los programas económicos del REF y, asimismo, que Canarias estuviera por encima de la inversión media de las comunidades de régimen común. Unas cuentas públicas estatales que también valoramos por suponer una respuesta anticíclica a la crisis, abordando la recuperación desde el apoyo a familias, autónomos, empresas y trabajadores y trabajadoras. Como a lo largo de la legislatura apoyamos el conjunto de medidas y leyes progresistas en educación o sanidad, los ERTEs, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) o los incrementos en las pensiones y en el salario mínimo. O los 24.000 millones en fondos para afrontar la Covid.

Y hemos discrepado en distintos temas muy relevantes: el giro del Gobierno español respecto al Sahara, sin apoyo parlamentario y sin cumplir con la legalidad internacional; las políticas migratorias y, especialmente, la falta de solidaridad con Canarias respecto a los menores no acompañados; o los intentos de colar las regasificadoras en las islas en el decreto de medidas urgentes para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania«.

El artículo íntegro se publica este domingo en la edición impresa de CANARIAS7.