Rodríguez acusa a CC de desviar cuentas «porque había elecciones»

11/09/2019

El consejero de Hacienda explicó en el Parlamento que Canarias corre «grave riesgo» de incumplir la regla de gasto y el déficit fijado si no se toman medidas, mientras que la portavoz de CC, Rosa Dávila, le espetó que se ponga a trabajar «o se van, ahí tienen la puerta pero no busquen excusas»

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, acusó ayer al Gobierno saliente de Coalición Canaria de «desviarse» de los criterios de estabilidad en el presupuesto de 2019 «porque había elecciones» y acusó directamente a la anterior titular de Hacienda, Rosa Dávila, de no ofrecer al nuevo Gobierno toda la información.

En una comparecencia parlamentaria a instancias de los grupos Socialista y de Nueva Canarias para explicar la situación económico financiera de la comunidad autónoma, Rodríguez aseguró que en el primer semestre de este año, Canarias ha tenido «un problema serio». Pero lo peor, apuntó, es que, proyectando las cifras hasta final de año y si no se toman medidas, «llevan a un grave incumplimiento del déficit y la regla de gasto».

Esta situación, explicó, ha obligado al Gobierno a adoptar medidas para reequilibrar el presupuesto, entre ellas la reasignación de 170 millones en créditos no esenciales para la cobertura de gasto de personal en educación y sanidad, así como aceleración en certificaciones de fondos europeos.

Rodríguez reconoció que su obligación es gobernar lo que hereda «pero no esperaba los datos que nos hemos encontrado». Apuntó que se llevó una sorpresa porque «pensé que la situación se parecía más al discurso» que ofrecía el Gobierno saliente de Coalición Canaria. «De forma categórica y documentada», tal como han constatado tanto el Ministerio de Hacienda como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), los datos señalan que en el primer semestre de 2019 Canarias consolidó un déficit «excesivo» que de proyectarse todo el año sería de 0,64%, cinco décimas por encima de lo permitido, y un incumplimiento de la regla de gasto del 5,66% cuando el umbral para este año es de 2,70%.

Esta intervención del consejero fue respondida de manera vehemente por la diputada de CC y exconsejera de Hacienda, Rosa Dávila, quien rechazó los datos aportados por Rodríguez y le instó a trabajar «o ahí está la puerta», dijo.

A su juicio, el relato de la situación económica «heredada» es una excusa del Gobierno de Ángel Víctor Torres «porque no pueden cumplir con los compromisos adquiridos». Recriminó al nuevo Gabinete que hable constantemente de la «herencia recibida» y apuntó que «pueden renunciar». Dávila abundó en este argumento indicando que Coalición dejó al pacto de progreso una comunidad «saneada, con el mayor presupuesto, que ha recuperado derechos laborales, quitó el copago a los pensionistas o desvinculó el REF de la financiación autonómico».

Mientras Román Rodríguez se lamenta, dijo Dávila, «otras comunidades piden a Pedro Sánchez que pague por sus viernes electorales» porque, agregó, Canarias «recorta 170 millones mientras le perdona 1.500 millones al Gobierno central». Agregó que «Si no pueden hacer lo que firmaron, o no puede cuadrar las cuentas, ahí tiene la puerta. O lo hacen o se quitan».