Un grupo de personas se traslada en el muelle de la Cebolla (Lanzarote) tras llegar en patera. / EFE

Pestana atribuye el repunte migratorio a una mejora de las condiciones climáticas

El Delegado del Gobierno confía en que las relaciones con Marruecos frenen la actual «urgencia» de las mafias ante el refuerzo patrullero

INGRID ORTIZ VIERA Las Palmas de Gran Canaria EFE

Las costas canarias vuelven a experimentar un incremento de la actividad en los últimos cinco días. Este martes, Salvamento Marítimo rescataba tres pateras más en El Hierro, Gran Canaria y Lanzarote, nueve desde el viernes, lo que elevan la cifra acumulada a casi 500 personas.

Esta intensidad contrasta con el parón de los anteriores diez días consecutivos sin ningún avistamiento, pero que el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, quiso atribuir a una «ventana de buen tiempo» en unas declaraciones recogidas por Efe tras la firma de un convenio con la Consejería de Educación.

En este sentido, considera que estas llegadas se deben a una «urgencia» de las mafias por dar salida a las embarcaciones antes de que se produzca el refuerzo de las patrullas marítimas en las costas marroquíes, uno de los acuerdos firmados con el país alauita en la reunión que tuvo lugar a principios de mes y con la sonada ausencia de Canarias.

«El perfil predominante en las expediciones socorridas ha sido el de subsaharianos a bordo de neumáticas, lo que coincide con la forma de operar ahora de las mafias», señaló Pestana. «Es probable que los estén animando a salir antes de que se vaya cerrando la zona, siendo esto más peligroso desde el punto de vista del riesgo que corren los que se meten en barcas tremendamente frágiles e inestables».

Pese a que el delegado reconoce que la cifra de llegadas se mantiene alta en comparación con el mismo periodo del año anterior - un 52% más, según los cálculos de Interior- insiste en que el porcentaje mantiene una tendencia a la baja desde que se han retomado las relaciones diplomáticas. De febrero a abril, los datos pasaron de un 135% a un 50%.

Así, confía en que en los próximos meses el goteo de embarcaciones sea cada vez menor, si bien coincide con las recientes declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares: «no se podrá llegar al cero porque, ante todo, estamos hablando de un fenómeno estructural», dijo en su visita a las islas.

En conflicto

Preocupa también la llegada de malienses entre los ocupantes de las embarcaciones. Uno de los territorios en conflicto del sur del continente que se encuentra, a su vez, entre las nacionalidades con más demanda de protección internacional.

Según datos de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), de las 3.503 personas que consiguieron la protección subsidiaria 661 procedían de Mali, solo por detrás de los 768 de Afganistán. En los siguientes lugares se posicionaban los sirios, los hondureños y los colombianos. En general, los africanos apenas representan el 7% del total de solicitudes presentadas.

LAS CIFRAS CLAVE

  • 1.994 solicitudes. Canarias es la quinta comunidad con más peticiones de asilo recabadas hasta abril, según datos de Interior. Del total nacional, los africanos representan el 6,5%.

  • 160 informes. El programa Canarias Convive ha recopilado documentos sobre el fenómeno en el archipiélago para las bases del futuro Plan, que presentará en cinco meses.

  • 500 entidades. En las islas, medio centenar de organismos trabajan de alguna forma con la inmigración. Se han hecho unos 300 coloquios con la intervención de 473 personas.

Un plan de futuro

En este contexto, el archipiélago trabaja ya no solo en la gestión de la urgencia del fenómeno sino también en una mejora de la convivencia entre culturas. El director del programa Canarias Convive, Vicente Zapata, adelantó este martes en comisión parlamentaria que antes de final de año presentará las bases del futuro Plan Canario de Inmigración.

Una iniciativa con una estructura «muy potente», que se enmarca dentro de los planes de la Agenda 2030, y para la que ha pedido el compromiso de todos los grupos.

El objetivo, ha asegurado, es el de fortalecer a la sociedad canaria para que sea más inclusiva en términos de convivencia. «En Canarias viven casi 500.000 personas de origen extranjero y hay municipios en los que la población de origen foráneo es superior a la nacida en él», explicó.

Durante los próximos cinco meses, el programa recogerá ideas para que el fenómeno migratorio se asocie con un factor de progreso y no como un problema en la sociedad.

En este sentido, Zapata ha señalado que el futuro plan tendrá una visión «global». Contará, por un lado, con un informe específico para revisar en profundidad y aportar mejoras al sistema de acogida canario, una de las principales claves en las islas. Por otro, se trabajará en la renovación de los programas formativos para adaptarlos a las necesidades reales de los beneficiarios.

Además, en este procedimiento se tendrá en cuenta a unas 500 entidades que trabajan actualmente en canarias relacionadas de una forma u otra con el fenómeno migratorio, así como a la Federación Canaria de Municipios. Zapata ha detallado que se ha llegado a un compromiso con esta última para generar un informe específico a nivel local.