Entrevista: Íñigo de la Serna

«Soraya recuperará el voto que se fue a Ciudadanos»

03/07/2018

Tuvo que dejar la cartera de Fomento tras la moción de censura que desalojó al Partido Popular de Moncloa. Ahora se alinea con la que fuera vicepresidenta del Ejecutivo de Mariano Rajoy en la carrera electoral interna a la que se han lanzado los conservadores. Espera que el afiliado les de su voto, con el aval de la lucha por la «unidad de España» como forma de hacer política.

— ¿Por qué Sáenz de Santamaría es su candidata?

— Por muchas razones. Desde mi punto de vista, es la persona de mayor capacidad para afrontar el proceso que tiene que afrontar el Partido Popular. En primer lugar, para dirigir al partido desde las tareas de la oposición. Sabemos todos que en ese desempeño es la mejor candidata posible. Y después para ganarle a Pedro Sánchez en las urnas la presidencia del Gobierno de España. Quienes hemos tenido la oportunidad de compartir con ella labores de Gobierno sabemos que su experiencia y su capacidad está de sobra demostrada. Por último, una tercera razón, representa un proceso de fortalecimiento interno del partido. De interés y sensibilidad por lo territorial, que eso en Canarias lo saben bien. Es una persona que quiere sumar. Si uno atiende a lo que va sucediendo en campaña se da cuenta que sin decir ni una palabra mala de los otros candidatos tiene el mejor cartel que se puede presentar.

— ¿Qué líneas tendrá este proceso de elección interna?

— Soraya Sáenz de Santamaría está siendo muy constante en trasladar a todos los rincones del país el proyecto que quiere presentar a los afiliados, un proyecto para ganar dentro y hacia fuera del Partido Popular. A partir de ahí, si llega a la segunda vuelta, que estoy seguro de que llegará, seguirá con la idea de preparar una candidatura de unidad y de ahí saldrá el próximo objetivo que será salir a ganar las próximas elecciones locales y autonómicas de 2019.

— ¿Cómo afronta el Partido Popular este proceso? ¿Hay miedo a que deje heridas internas?

— No van a producirse esas heridas. Y en lo que a Soraya toca ella va a contar con todos y cada uno de los candidatos y de los miembros de sus equipos para construir un nuevo Partido Popular fuerte y unido. Porque, además, carecería de sentido que no fuera así. Lo que toca es luchar contra nuestro rival, que es Pedro Sánchez.

— Estos ejercicios de democracia interna no son muy usuales en el PP, un partido que suele llegar a sus congresos con un líder único...

— Eso es democracia. Y demuestra la salud de la democracia interna del Partido Popular. Antes se nos acusaba de no aplicar criterios democráticos en la elección de nuestros líderes. Y ahora se habla de las diferencias que pueda haber en el proceso. Este proceso va a hacer que salgamos más fuertes y en buenas condiciones para poder luchar por lo que verdaderamente nos importa, que es el Gobierno. Y nosotros somos un partido de Gobierno. Y eso lo sabe muy bien Asier Antona, que está liderando el partido en Canarias de una forma ejemplar, por eso además de cariño le tenemos mucho respeto. Y además con algo que está defendiendo Soraya Sáenz de Santamaría desde el primer momento y es la lealtad. No es fácil tener que trabajar con un Gobierno de Canarias en el que está un partido –Coalición Canaria– que está llegando a acuerdos con tu propio partido, pero él ha sabido defender los intereses de los canarios.

— ¿Puede una candidata hablar de renovación cuando ha sido vicepresidenta y portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy?

— Soraya Sáenz de Santamaría es la política, y lo dice la publicación del último informe del CIS, mejor valorada. Y no lo dicen solo los votantes del Partido Popular, lo dicen los ciudadanos. También hemos visto una encuesta en un medio de comunicación que dice que es la candidata que más podría atraer de nuevo al Partido Popular el voto del militante que en los últimos años no no has votado. Y es, además, la candidata que más claramente puede acoger al votante que se nos fue en las anteriores elecciones, fundamentalmente a Ciudadanos.

— ¿Cree que es la figura de este proceso que mejor encarna la idea tradicional del partido por encima de los otros candidatos?

— Por supuesto. Ha defendido la idea de España con muchísima valentía. Ha dado la cara siempre, hay que recordar que se llevó una querella criminal por defender la unidad de España, del señor Torra. Cuando hay que estar lo está a las duras y a las maduras. Nadie duda de su capacidad en la oposición como para saber que va a luchar duro para darle batalla al Gobierno de Pedro Sánchez, que llegó al poder sin ganar las elecciones, por la puerta de atrás de la única manera que podía llegar y ahora demostrando que llegó gracias acuerdos con independentistas, con formaciones proetarras, con partidos que han intentando romper España y a formaciones como Podemos que, a cambio, le exigen ahora poder decidir sobre la televisión pública.

«Soraya recuperará el voto que se fue a Ciudadanos»

— Hay quien opina que la gestión del 155 le va a pasar factura...

— El 155 se aplicó para conseguir alcanzar ese proceso de unidad en el momento tan difícil que vivió nuestro país. Y se consiguió con el esfuerzo de un acuerdo político y con una aplicación que no fue nada sencilla. Y se consiguió el objetivo de que los independentistas no rompieran España y no se formara un gobierno ilegal. Y eso es lo que el PP va a defender siempre. La unidad de España, la soberanía nacional desde el trabajo constitucional. Y eso es lo que defendió Soraya a costa de una querella y un sacrificio que este país debe reconocer.

— Dice que Pedro Sánchez alcanzo el poder por la puerta de atrás. ¿Qué vigencia le da a esta legislatura?

— Está demostrando que es un Gobierno que utilizó una excusa. La de la corrupción del PP en el año 2002 en dos ayuntamientos para provocar una moción de censura a unos miembros del Gobierno que nada tenían que ver, y que ni han estado ni están en un proceso judicial. Curiosamente, el mismo Gobierno que ahora le da una palmadita en la espalda a un presidente de la Diputación de Valencia –Jorge Rodríguez– que fue detenido por corrupción. El mismo Gobierno que en algunos Ayuntamientos, como el de Estepona, ha tenido también causas razonadas con la utilización de recursos públicos para financiar el partido. Sin embargo, ahora, el señor Sánchez no hace caso de ninguno de esos hechos, con una vara de medir totalmente distinta a la que usó en la moción de censura. A día de hoy la corrupción que él tolera dentro de su partido. Un Gobierno que está devolviendo las letras a los que les prestaron su apoyo, con una política de acercamiento de los presos que las propias víctimas están denunciando. Vendiendo la televisión pública al señor Iglesias, que como bien decía Soraya puede llegar a hacernos ver al señor Monedero presentando Informe Semanal. La televisión pública tiene que estar al servicio de todos los españoles, no al servicio de una formación política que quiere que sea La Tuerka 2 en el futuro. Eso es lo que estamos viendo, un Ejecutivo que tira del gesto pero todavía no se ha puesto a gobernar.

— Fue titular de Fomento hasta hace un mes, en esa posición afrontó negociaciones capitales para el archipiélago como las del convenio de carreteras. ¿En qué punto quedaron y qué espera de su desarrollo en un plazo inmediato?

— Quedaron totalmente consolidados con el mayor esfuerzo inversor de la historia reciente. A través de un convenio de carreteras, que más allá de la necesidad de tener que articularlo por la vía de la prórroga del convenido que estaba en vigor y la redacción de un nuevo convenio, estaba enfocado para dar soporte a todas las necesidades de las islas. Es un convenio que si no se pudo poner en marcha de forma independiente fue por una exclusiva razón, la imposibilidad de poder justificar algunos gastos contemplados, por eso lo abrimos a la prórroga. Pero tiene ya los mimbres de la aprobación en el presupuesto de nuevas partidas, para que se pueda aplicar de una forma inmediata. Eso también es justo para Canarias, que se haga rápido para poder mejorar mucho la situación.

— ¿Aquí tampoco quedarían inconvenientes de última hora para poder llevar a cabo su ejecución?

— No, por supuesto que no podría aparecer ningún inconveniente que pusiera en marcha el nuevo convenio de carreteras.