Entrevista con Casimiro Curbelo (ASG)

«Quien me vincule a un pacto no habla de la realidad»

29/05/2019

— Usted, en estos instantes, se ha convertido en el hombre más buscado de toda Canarias...

— Es lo que dicen los medios. Yo no lo comparto. La prensa está centrando la atención en una de las opciones que hay, pero no es la única. Cuando hacen referencia a esa realidad, solo tienen en mente una sola de las opciones que hay para conformar una mayoría parlamentaria y gobernar el futuro de Canarias. La opción de la suma de bloques con Agrupación Socialista Gomera es una de las opciones, pero hay cuatro o cinco más.

— Una de esas posibilidades es la de renovar el tripartito de la legislatura pasada (Coalición Canaria, Partido Popular y ASG). ¿Es así?

— No tiene que ver la legislatura pasada con ésta. La legislatura pasada se conformó un bipartito para gobernar Canarias de forma estable entre el Partido Socialista Canario y Coalición Canaria. Esa opción, por ejemplo, se puede dar en esta legislatura. Por tanto, no soy el hombre más buscado. Además, en la legislatura pasada, hubo una ruptura del acuerdo y a partir de ahí, el Gobierno quedó en minoría y es verdad, que no daba la suma de los diputados que se situaron en el ámbito del progresismo...

— Se refiere al PSC, Podemos y Nueva Canarias...

— Y Agrupación Socialista Gomera. Sumados, la pasada legislatura no daban. ¿Pueden dar ahora?, sí. ¿Es lo mismo que se dio la legislatura pasada? No ¿Es verdad que después de haber sacado a los socialistas del Gobierno la Agrupación Socialista Gomera apoyó a un Gobierno en minoría? Sí, por el interés de Canarias y los ciudadanos de La Gomera. Pero ahora no es lo mismo. Nosotros votamos a favor de la investidura de Clavijo y Patricia Hernández como vicepresidenta y a favor de Carolina Darias en el Parlamento.

— Para aclararnos, ¿quiere decir que para la legislatura que viene no van a influir nada las relaciones que tuvo su partido con el Gobierno de CC ni tampoco con el PP?. ¿Se parte de cero entonces?

— No, no, no. Yo no he dicho eso. Lo que tenga que pasar respecto de las conversaciones con quien se quiera [mide una a una las palabras que escoge] no tiene que ver con el pasado, sino con el presente. Y para hablar de presente y de futuro, se tienen que sentar los partidos mayoritarios, los más votados que son el Partido Socialista y Coalición y hablar con quien crean conveniente hablar para conocer sus criterios. Y hay que hablar de programas y de hechos en función de las aspiraciones políticas. Por ejemplo, a mí me parece razonable plantear que dispongamos de grupo parlamentario propio con tres diputados; me parece razonable que haya que haber de la ley electoral para Canarias, que leyes como la de la planta alojativa turística de La Gomera, El Hierro y La Palma ni se toque, porque posibilita que las islas verdes puedan contar con viviendas de alquiler vacacional y por tanto, va a ser útil para vincular las economías familiares sin necesidad de ocupar suelo, sino gestionando el patrimonio del suelo y cumpliendo con la ley.

— Y la Ley del Suelo, tampoco, entiendo...

— Bueno... La Ley del Suelo entre otras cosas, pero dicho esto, cabe la posibilidad de que, cuando haya que definir y darle estabilidad a Canarias y conformar mayorías parlamentarios, apartar alguno de esos asuntos. Por ejemplo, si alguien dice que no vamos a hablar de la Ley de Servicios Sociales, pues para mi es una cuestión esencial porque es un derecho universal y subjetivo que hemos aprobado para todos los canarios. De tal forma que a mí la hoja de prestaciones y servicios en convenio con cabildos y ayuntamientos me parece prioritario.

— Es decir, usted va a ser flexible y también lo pide en los demás...

— Claro, si alguien dice, de este tema en esta legislatura, mejor no tocarlo.

— Entonces quienes le estén vinculando ya con un acuerdo con CC, ¿se equivocan o no?

— Quien me esté vinculando a un pacto en este momento, no se atiene a la realidad de las cosas. Todavía no nos hemos sentado. Es verdad que hemos hablado por teléfono, nos hemos saludado todos para hablar y felicitar los resultados electorales, pero no nos hemos sentado porque el Partido Socialista se reunió ayer y remitió los encuentros al Día de Canarias. Por tanto, no podemos descartar nada, ni afirmar nada.

— Es que mucha gente ya da casi por asegurado que usted va a pactar, o al menos, iniciar las negociaciones con CC antes que con el PSC...

— Quien hace esa afirmación no tiene ninguna prueba en el pasado reciente para hacerla y ninguna expresión del partido al que represento ni yo mismo para hacer esa afirmación, entre otras cosas porque no nos hemos reunido.

— Usted acaba de poner una serie de cuestiones por delante. Por ejemplo, la ley electoral y en esta cuestión, usted ha estado más cerca de la posición de CC que la del PSC, al menos hasta la legislatura pasada...

— ¿Y por qué no cabe pensar que la ley electoral no sea objeto de debate sino de aparcamiento para mejores tiempos?

— El Estatuto de Autonomía fija una ley en tres años...

— Bueno se debate y se verá. Eso hay que analizarlo. Por esa razón las reuniones son necesarias, para fijar los criterios de cada una de las opciones correspondientes.

— En campaña electoral dijo que ASG no se iba a quedar en un apoyo externo, que, de negociar un pacto, quería entrar en el Gobierno. ¿Eso lo mantiene a día de hoy?

— En campaña electoral, dije que hasta hoy habíamos apoyado desde fuera a un Gobierno presidido por Clavijo y con el Partido Popular, y si se produjera una negociación para un pacto, probablemente tiene más interés formar parte del Gobierno. Ésa es la posición que mantengo hoy.

— ¿Qué opinión le merece la opción planteada más por los conservadores de pactar con el PSC?

— Efectivamente, ésa es una opción, aunque yo la veo muy complicada, muy complicada.

— ¿Es la más complicada que puede haber de todas las que se barajan?

— Es una opción posible, pero muy complicada por una cuestión ideológica de cada uno de los partidos. Inclusive un pacto Partido Socialista y Coalición también tiene su complicación, porque los más de 70.000 ciudadanos que votaron al PSC fue para que cambiara el Gobierno y si lo hacen, están desoyendo a sus votantes y militantes. Se puede hacer, pero les va a pasar una factura cuyo precio sería muy alto.

— Entonces, vamos acotando las posibilidades...

— Pero yo solo estoy dando mi opinión como la puede tener cualquier ciudadano.

— ¿La opción de Partido Socialista con Nueva Canarias, Podemos y su partido es la más plausible entonces?

— ¿Por qué?

— Bueno, usted no la ha puesto entre las más difíciles...

— Todas las opciones tienen su complejidad. Hay que hablar de programas y de ideas para el futuro.

— Podemos anunció estar dispuesto a renunciar a formar parte de un Gobierno si ASG así lo exigía. ¿Qué tiene que decir al respecto?

— Es la misma llamada que ha hecho Noemí Santana durante cuatro años y la misma que ha hecho Román Rodríguez sobre un pacto progresista, pero eso no lo facilita ni lo complica. Independientemente de este gesto, no hemos hablado ni de programas ni de compromisos programáticos, ni para Canarias, ni para La Gomera.

— Pero usted conoce bien ya el programa de Podemos, las actuaciones de ese partido...

— Nosotros podemos compartir determinadas cosas y no otras, por eso hay que hablar. Yo he dicho en reiteradas ocasiones que no tengo ninguna línea roja. Pero dicho esto, ¿no cabe la posibilidad para trabajar y avanzar? Indudablemente, pero esperemos a las reuniones y a las cuestiones programáticas.

— De momento, ¿usted tiene alguna reunión con algún partido?

— No, se tendrán después del día 30 o durante ese día.