Pulsión de cambio en el archipiélago

21/05/2019

Los diferentes partidos políticos, excepto CC, reconocen que existe una nueva tendencia en el voto en las islas tal como registraron este fin de semana las encuestas. Las fuerzas progresistas rozan la mayoría en el Parlamento regional y se conjuran para gobernar en el próximo mandato

El resultado de los sondeos electorales publicados este pasado fin de semana marcan la «tendencia de cambio» en la que se podría imponer la presencia mayoritaria de las fuerzas de progreso -PSOE, Podemos y Nueva Canarias- en el Parlamento de Canarias y que estaría liderada por el Partido Socialista.

Ante esa «pulsión» de la sociedad canaria, los partidos que representan el espacio progresista se sienten en la responsabilidad de dar respuesta a esa «demanda ciudadana». En el caso del candidato a la Presidencia del Partido Socialista, Ángel Víctor Torres, se muestra prudente porque «la amenaza de que se frustre es alta si no se consolida esa apuesta de cambio» y espera que si ese escenario se produce y el PSOE obtiene un respaldo mayoritario, «se respete esa voluntad de cambio y se facilite». Además, agrega que espera coherencia «porque ya me dirán qué coherencia es mantener a CC si gana el PSOE». Envió un mensaje de «prudencia» para que estos datos no sirvan para que los votantes socialistas desistan de votar y cree que «dos o tres diputados» pueden marcar la diferencia.

También NC espera que el bloque progresista pueda conseguir la mayoría el próximo domingo aunque su dirigente y candidato a la Presidencia, Román Rodríguez, asegura que si su formación «no es determinante, no hay ninguna garantía» de que se culmine ese cambio porque, recordó, «a Clavijo lo hizo presidente el PSOE en las dos últimas legislaturas». A su juicio, «hay intereses, sectores y poderes fácticos del Partido Socialista que apuestan por entenderse con Coalición Canaria».

Esta posibilidad es rechazada por Torres que niega «absolutamente» que «nadie» del PSOE quiera pactar con los nacionalistas. Además, puntualizó que en el último congreso regional del partido se alcanzó el acuerdo de «caminar hacia alianzas de progreso». Por tanto, concluyó «no está en mi cabeza una alianza con CC».

Por su parte, la secretaria general y candidata de Sí Podemos Canarias, Noemí Santana, a pesar de que mantiene que las encuestas le dan peores resultados que las urnas, considera una «buena noticia» esta «clara» tendencia de cambio que recogen las encuestas e, igualmente, insiste en que «después de casi 30 años de CC, no podemos confiarnos» e insta a votar para que esa tendencia «se consolide y mejorar el futuro de la economía, el empleo, los servicios públicos, la sanidad o la dependencia».

El número dos de la circunscripción autonómica del Partido Popular, Poli Suárez, también reconoce el cambio que registran las encuestas pero mantiene que la opción es «PSOE o centro» y reclama el voto útil porque «de lo contrario», indica, «la dispersión del voto de centro derecha acaba beneficiando a la izquierda».

Sin líneas rojas.

Y en esa búsqueda de cambio, Suárez no descarta incluso, un pacto entre el PSOE y el Partido Popular y se pregunta «por qué poner líneas rojas a la negociación». Destaca que estos acuerdos han dado buenos resultados no solo a nivel municipal sino insular (en el Cabildo de La Palma) e insiste en «no cerrar puertas» sino en buscar fórmulas «para mejorar la vida de los canarios y salir de los desastrosos números que arroja la gestión de los servicios públicos».

En cualquier caso, mantiene su confianza en que todo el voto del Partido Popular que se fue a Ciudadanos y Vox en las elecciones generales «vuelva al centro y no se disperse».

También la candidata de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Vidina Espino, ve posibilidades de nuevas alianzas. Su formación mantiene que no pactará con CC porque su política de regeneración pasa por no alcanzar acuerdos con partidos que lleven imputados en sus filas. Sin embargo, asegura que desde la «centralidad y moderación» que representa la formación naranja, «estamos dispuestos a llegar a acuerdos con otras organizaciones políticas si es necesario para mejorar la vida de los canarios, que es lo importante».

Asegura que ve «mucha ilusión y muchas ganas de cambio para que en Canarias avancemos en los asuntos que son importantes, en empleo, educación, sanidad y dejemos de estar atascados como están nuestras carreteras». Ese cambio en Canarias, insiste Vidina Espino, «sólo puede llegar de la mano de Ciudadanos». Son el único partido, dice, «que viene a regenerar la vida política de las islas y a cerrar chiringuitos políticos y a acabar con el sistema clientelar de 25 años de Coalición Canaria».

Este cambio que marcan las encuestas «no es fiable» sin embargo para los nacionalistas, que mantienen que el alto índice de indecisos tiene mucho que decir aún en la convocatoria del próximo 26 de mayo y recuerda que siempre se equivocan con esta opción política como ya ocurrió en las generales.