«Perdemos 500 millones que iban al bolsillo de los canarios»

Las Palmas de Gran Canaria

Los recursos previstos para Canarias se han evaporado y eso es una mala noticia». Así resumió ayer Ángel Víctor Torres la situación para el Archipiélago después de que el proyecto de ley de Presupuestos de Pedro Sánchez decayera en el Congreso y con él, 500 millones «que iban directamente a las familias».

El dirigente socialista «no entiende como alguien puede decir que la caída de las cuentas de este año es buena para las Islas», ya que, según explicó, la Comunidad Autónoma dejará de recibir, entre otras partidas, 30 millones para becas, 20 millones para Dependencia, 10 millones en permiso de paternidad y maternidad, un incremento de diez millones para luchar contra la violencia de género o 400 millones de financiación autonómica cuyo destino son los servicios esenciales.

Por todo ello, considera que el escenario después de que el Congreso haya pedido la devolución de las cuentas «es muy malo para las islas, especialmente para las familias más desfavorecidas porque supondrá la pérdida de pode adquisitivo». «Es una pena», concluyó, «que el proyecto de ley no saliera adelante».

Torres lamentó «sobre todo» la posición que ha mantenido Coalición Canaria y el Gobierno de Canarias porque el presupuesto estatal, insistió, «podía haber mejorado en el trámite de enmiendas parciales, ya que existía el compromiso del Ministerio de Hacienda de mejorar». A su juicio, esta posición ha respondido «en todo momento y desde el primer día a una estrategia electoral» y recordó que antes de votarse la moción de censura de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy, el presidente canario «ya fue muy duro con el PSOE». Ahondó al respecto para detallar que CC presentó una enmienda a la totalidad «porque pensaba que tendrían que estar registrados 50 millones para gestionar desde el Gobierno de Canarias, pero la realidad es que se han perdido 500 millones que iban a llegar directamente a las familias del Archipiélago».

En cuanto a los incumplimientos del REF, el líder del PSOE reiteró que cuando los nacionalistas presentaron su enmienda a la totalidad, la ministra María Jesús Montero ya le había comunicado al Ejecutivo de Clavijo que este asunto «estaba resuelto» y se mantendrían los incentivos fiscales que forman parte del fuero canario.