Los diputados canarios del PP, divididos ante la votación del sábado

17/07/2018

Los parlamentarios populares llegan al congreso extraordinario del que va a salir su nuevo líder sin una posición común definida y creen que el reparto de apoyos dibuja una situación muy abierta

La división que existe en el seno del PP en torno a quién debe ser el nuevo líder del partido y próximo candidato a la Presidencia del Gobierno estatal se refleja también entre los diputados populares canarios, que llegan al congreso extraordinario del fin de semana sin un candidato común definido.

De los seis representantes isleños del PP que se sientan en la Cámara Baja, todos compromisarios natos, solo dos han adelantado su posición y no lo han hecho a favor de la misma candidatura: mientras Guillermo Mariscal respalda a Pablo Casado por entender que encarna la renovación que el partido necesita, la diputada Celia Albertos apuesta por la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a quien atribuye un perfil con la experiencia necesaria para que el PP recupere el Gobierno. El resto prefiere mantener en secreto su voto, convencidos de que la delegación canaria debería acudir al congreso con una posición neutral para que cada compromisario vote con plena libertad a quien considere mejor para el partido.

La situación está tan abierta que nadie se atreve a hacer un pronóstico, salvo para vaticinar que gane quien gane no sacará mucha diferencia de votos a su adversario. Tampoco se da por hecho que los compromisarios vayan a ratificar necesariamente la opinión de los militantes, que en la primera vuelta del 5 de julio votaron mayoritariamente por Sáenz de Santamaría.

«No tiene por qué ser así», señala Carmen Hernández Bento, «los militantes eligieron entre las diferentes candidaturas pero eso no implica que los compromisarios tengan que refrendar el resultado, porque entonces no sería necesaria la segunda vuelta», añade, «los compromisarios votan con otros criterios y no tienen por qué coincidir, ese es el sistema del que nos hemos dotado y hay que respetarlo».

De hecho, el voto de los compromisarios puede dar la vuelta a la elección de los afiliados en islas como Gran Canaria, donde en primera vuelta ganó Sáenz de Santamaría, pero en la votación del sábado el perfil de los votantes, encabezados por José Manuel Soria es mayoritariamente partidario de Casado. En Fuerteventura y La Palma mantiene cierta ventaja la ex vicepresidenta. En todo caso, los diputados del PP canario creen que el discurso que los candidatos van a dirigir a los compromisarios antes de la votación puede movilizar un porcentaje de votos importante de los indecisos.