El PSC y Cs garantizan que no pactarán con Clavijo imputado

06/04/2019

Uno de los denunciantes del caso Grúas, Santiago Pérez, considera que con la resolución judicial, que ratifica la situación del presidente como investigado, «la escapada ha llegado a su fin»

Almudena Sánchez santa Cruz de Tenerife

El secretario de Estudios y Programas del Partido Socialista Canario (PSC), Gustavo Matos, y el portavoz de Ciudadanos (Cs) en Gran Canaria, Saúl Ramírez, descartaron ayer cualquier posibilidad de que sus respectivas formaciones políticas firmaran un pacto de gobernabilidad con una Coalición Canaria (CC) que mantiene la candidatura de Fernando Clavijo como aspirante a la Presidencia del Gobierno, pese a estar investigado por el caso Grúas.

Hasta ahora, el secretario general del PSC, Ángel Víctor Torres, ha rehuido rechazar un posible acuerdo con CC tras las elecciones. Un día después de conocerse la resolución de la jueza que instruye el caso Grúas -mantiene a Clavijo imputado y le avisa que le citará para declarar en el Juzgado número dos de La Laguna-, Matos señaló que «el Partido Socialista no contempla pactar con CC» y añadió que «la condición de investigado de su candidato lo dificultaría todavía más».

El miembro de la Ejecutiva regional de los socialistas apuntó que «la política de pactos lo tendrá que decidir el Comité y la Ejecutiva» y, en cualquier caso, «nuestra primera opción es presidir un Gobierno y la segunda, es presidirlo sin CC».

En cuanto a Cs, EFE informa que Saúl Ramírez calificó de «gravísimo» que «una persona imputada por un juez en firme vaya a presentarse como candidato a la Presidencia» del Gobierno.

La posibilidad de pactar con CC es «inexistente», indicó el candidato al Congreso por Las Palmas, quien añadió que si se hubiera tratado de un presidente de su partido «éste ya hubiera dimitido, defendido su inocencia y, si quedase exonerado, podría volver a la política». En cualquier caso, aseguró que Cs «no pactará jamás con un partido o una persona que está condenada o bajo una investigación por corrupción política».

a un lado. Por su parte, la secretaria general de Podemos, Noemí Santana, coincidió con Cs en reiterar en que «Clavijo se aparte de la política hasta que se resuelva su situación, dado el daño que está ocasionando a la institución y a la política en general».

Santana se mostró convencida de que «la gente va a tener en cuenta» la imputación del presidente y especuló con que «no le saldrá tan bien la jugada como con el caso Corredor, que en el tiempo de descuento, se libró».

El Partido Popular (PP) no quiso manifestar su opinión así como tampoco Nueva Canarias.

Uno de los denunciantes del caso Grúas y concejal en La Laguna Por Tenerife (XTF), Santiago Pérez, declaró ayer que con la resolución judicial, «la escapada ha llegado a su fin».

Pérez lamentó que «Clavijo lleve a su parido al despeñadero» y afirmó que «por supuestísimo debería dimitir si asumiera las responsabilidad de sus actos que tienen entidad delictiva, según los autos de la Audiencia Provincial, la jueza de instrucción y la Fiscalía Anticorrupción». Por eso, añadió, «esto no es un juicio político».

El secretario de Estudios y Programas del Partido Socialista Canario (PSC), Gustavo Matos, y el portavoz de Ciudadanos (Cs) en Gran Canaria, Saúl Ramírez, descartaron ayer cualquier posibilidad de que sus respectivas formaciones políticas firmaran un pacto de gobernabilidad con una Coalición Canaria (CC) que mantiene la candidatura de Fernando Clavijo como aspirante a la Presidencia del Gobierno, pese a estar investigado por el caso Grúas.

Hasta ahora, el secretario general del PSC, Ángel Víctor Torres, ha rehuido rechazar un posible acuerdo con CC tras las elecciones. Un día después de conocerse la resolución de la jueza que instruye el caso Grúas -mantiene a Clavijo imputado y le avisa que le citará para declarar en el Juzgado número dos de La Laguna-, Matos señaló que «el Partido Socialista no contempla pactar con CC» y añadió que «la condición de investigado de su candidato lo dificultaría todavía más».

El miembro de la Ejecutiva regional de los socialistas apuntó que «la política de pactos lo tendrá que decidir el Comité y la Ejecutiva» y, en cualquier caso, «nuestra primera opción es presidir un Gobierno y la segunda, es presidirlo sin CC».

En cuanto a Cs, EFE informa que Saúl Ramírez calificó de «gravísimo» que «una persona imputada por un juez en firme vaya a presentarse como candidato a la Presidencia» del Gobierno.

La posibilidad de pactar con CC es «inexistente», indicó el candidato al Congreso por Las Palmas, quien añadió que si se hubiera tratado de un presidente de su partido «éste ya hubiera dimitido, defendido su inocencia y, si quedase exonerado, podría volver a la política». En cualquier caso, aseguró que Cs «no pactará jamás con un partido o una persona que está condenada o bajo una investigación por corrupción política».

Por su parte, la secretaria general de Podemos, Noemí Santana, coincidió con Cs en reiterar en que «Clavijo se aparte de la política hasta que se resuelva su situación, dado el daño que está ocasionando a la institución y a la política en general».

Santana se mostró convencida de que «la gente va a tener en cuenta» la imputación del presidente y especuló con que «no le saldrá tan bien la jugada como con el caso Corredor, que en el tiempo de descuento, se libró».

El Partido Popular (PP) no quiso manifestar su opinión así como tampoco Nueva Canarias.

Uno de los denunciantes del caso Grúas y concejal en La Laguna Por Tenerife (XTF), Santiago Pérez, declaró ayer que con la resolución judicial, «la escapada ha llegado a su fin».

Pérez lamentó que «Clavijo lleve a su parido al despeñadero» y afirmó que «por supuestísimo debería dimitir si asumiera las responsabilidad de sus actos que tienen entidad delictiva, según los autos de la Audiencia Provincial, la jueza de instrucción y la Fiscalía Anticorrupción». Por eso, añadió, «esto no es un juicio político».