Señorías de dos clases en el nuevo Parlamento

05/05/2019

El Salón de Plenos crecerá en diez escaños más en los que se ubicarán los diputados que surgen de la reforma del sistema electoral. Las nuevas butacas agrandan el hemiciclo para dar cabida a los parlamentarios que salgan elegidos por un lado, desde las circunscripciones insulares y por el otro, desde la autonómica.

La reforma del sistema electoral aprobada trae consigo un Parlamento con diez diputados más a los que se les están haciendo un hueco en el Salón de Plenos. El objetivo es que el nuevo hemiciclo esté listo para recibir a sus señorías el día en que se constituya la Cámara.

Esos son, al menos, los planes que se ha hecho la presidenta. Carolina Darias dio orden de que comenzaran los trabajos nada más terminar la actividad parlamentaria. En aquel momento, desconocía que el pleno de los últimos días de marzo no iba a ser el último. La aprobación de dos decretos-ley por el Gobierno autonómico obliga a convocar una sesión imprevista el 7 de mayo. Para ello, se ha habilitado la sala donde la Cámara suele celebrar conferencias.

Por las explicaciones que ha dado Darias, los diez escaños más se habilitarán, algunos sobre una tarima, en la parte posterior del hemiciclo y otros, en los laterales más próximos a la zona delantera, donde está la Mesa. En ambos casos, se añadirán por detrás de las filas de butacas que se disponen en la actualidad.

Cargando reproductor ...

Las actuaciones tienen un coste «aproximado de 73.000 euros», indicó la presidenta y fueron adjudicadas después de «pedir dos o tres presupuestos» mediante el negociado sin publicidad. Los detalles no figuran todavía en la plataforma electrónica del Perfil del Contratante.

En cualquier caso, Carolina Darias dijo que el coste no solo es por los trabajos de carpintería que implica implantar los nuevos escaños. «Hemos aprovechado para renovar la moqueta, no solamente de todo el Salón de Plenos, sino también la de los pasillos», explicó.

Aseguró que este cambio se hace «habitualmente, cada cierto tiempo» por el desgaste que sufre el tejido en uno de los espacios más transitados del Parlamento de Canarias.

Asimismo, se trabajará en la megafonía y cableado que exigen los nuevos escaños.

Al mismo tiempo, la presidenta del Parlamento deja previsto para su relevo la habilitación de dos salas por si creciera también el número de grupos parlamentarios respecto de los seis actuales. Esto está fuera del presupuesto adjudicado para el hemiciclo.

A pesar de que parte del espacio que ocupan los grupos -dos últimas plantas del edificio moderno- permanece vacío la mayor parte del tiempo (en concreto, los despachos), se ha descartado una nueva división.

A medio plazo, los servicios administrativos que están en las plantas inferiores, se trasladarán al inmueble que está enfrente de la entrada del Parlamento. De hecho, el año pasado se encargó la redacción del proyecto de nuevas instalaciones técnicas porque la sede actual «se encuentra colapsada», según figura en el acuerdo que firma el secretario primero, Mario Cabrera. El coste se sitúa en 15.000 euros sin impuestos.