«No se va a recortar ni un solo euro»

15/05/2020

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno canario, Román Rodríguez, se conjuró ayer ante el Pleno del Parlamento para negar rotundamente la posibilidad de verse en la obligación de recortar el presupuesto de los servicios públicos esenciales, como ocurrió con la anterior crisis de 2008.

«No vamos a renunciar a ni un euro -insistió, en esta ocasión, al diputado de Ciudadanos (Cs), Ricardo Fernández de la Puente-. Soy plenamente consciente de la envergadura de esta crisis pero no vamos a recortar ni un solo euro a los servicios públicos», aseveró.

Fernández de la Puente le arrancó estas declaraciones al preguntarle por el encuentro mantenido con la ministra de Hacienda y, sobre todo, lo que, a su juicio, ha quedado en un interrogante: «No he oído a la ministra hablar de la reunión, ni tampoco de si solo va a ser la Comunidad Autónoma la que pueda disponer del superávit, o también las corporaciones locales».

El vicepresidente reiteró su estimación de que Canarias perderá unos 1.547 millones de ingresos y aseguró que «pelearemos por restituirlos», aunque tampoco explicó cómo piensa hacerlo cuando el diputado del Partido Popular (PP), Fernando Enseñat le desempolvó la deuda de convenios y diversas partidas presupuestarias.

«Tampoco vamos a quitarle nada a la inversión pública -prosiguió Rodríguez-, ni a Turismo y mucho menos a Agricultura. O restituimos los ingresos, o nos endeudamos», señaló. Para eso, añadió, se ha creado un «espacio de bilateralidad» con la ministra Maria Jesús Montero que defendió a capa y espada.

Así se lo demostró incluso a la diputada de su mismo partido -Nueva Canarias (NC)- cuando ésta manifestó que, de ese encuentro, echó en falta una planificación temporal.

«Es muy importante que Montero entienda nuestra situación -enfatizó Román Rodríguez- y le quedó muy claro que hay una pérdida de ingresos vinculados al Régimen Económico y Fiscal (REF) que pueden ser paliados con superávit, remanente o endeudamiento», contestó.

Sin embargo, para la portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, la reunión a la que también asistió el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, «no pudo ser más decepcionante».

«La ministra de Hacienda no cambió los criterios para repartir el fondo de los 16.000 millones, ni se pronunció sobre la capacidad de endeudamiento y, señor Torres, el superávit ya estaba permitido desde antes», remató.

«Usted no dice la verdad», le espetó enseguida el presidente al recordarle que Montero ya ha anunciado que se revisará el fondo con parámetros que Canarias pidió -pruebas PCR realizadas en vez de los resultados positivos y el criterio poblacional-.

Sin embargo, el portavoz de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, quiso dejar constancia de su «satisfacción» por el resultado de la reunión con Montero.

«Me alegro enormemente -dijo Curbelo- de que la ministra de Hacienda se abra a negociar con las corporaciones locales». El presidente agradeció las impresiones de quien es socio fundamental para el pacto.